Qué hacer si el niño tiene depresión

Tratamiento de los problemas de conducta en los niños

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Si tu hijo se muestra triste y no es capaz de superarlo, debes consultar con un especialista. Si le diagnostican depresión infantil, necesitará el tratamiento de un psicólogo. Pero tú también puedes ayudarle. Te ofrecemos unos consejos para que puedas ayudarle a superar esta enfermedad.

Tratamiento de la depresión infantil

niña triste

Aquí tienes unos consejos para que ayudes a tu hijo a superar la depresión:

No ignores los síntomas de depresión. Presta más atención de lo normal a tu hijo. Juega con él y así te será más fácil hablar sobre sus problemas. Leéle libros infantiles con temas relacionados. Dibuja, pinta, construye un puzzle con y hijo y dedícale un momento especial y único con el fin de crear un ambiente más cercano y de confianza.

Hazle preguntas y presta atención a su autoestima. Un niño en edad de escolarización primaria puede llegar a decir 'soy tonto'. No se trata simplemente de apoyarles diciéndoles que no lo son, pregúntale por qué piensa que es así, si pasó algo en la escuela, etc. Lo importante es indagar sobre lo que piensa el niño. El niño necesita de atención y de interés por parte de sus padres para elevar su autoestima.

Establece y mantén las rutinas. El niño necesita sentirse arropado por una disciplina. Se sienten colaboradores y partícipes cuando se establece un horario para cada actividad. Los 'límites' los piden ellosl. Por ejemplo: no existe nada más cálido y lleno de afecto como leer un cuento antes de dormir, y encontrarse bien arropado en su camita. De esta forma, estarás diciendo al niño que los problemas no son culpa de ellos, que todo continua como antes y que él es importante para ti.

Evita que el niño tenga estrés. Es necesario reevaluar el calendario diario de actividades del niño. Pregúntate si tu hijo está haciendo demasiadas cosas o le estás sobrecargando de actividades extraescolares. Puede que el niño se sienta cansado y estresado.

Tranquiliza al niño. Estar pendiente sobre el tipo de comida que más le gusta, si duerme toda la noche, si necesita de nuevas actividades y rutinas puede reconfortar al niño y hacerle la vida más agradable.

Busca tratamiento médico. En el caso de que tu hijo empiece a aislarse, a comportarse mal o a hacer comentarios negativos sobre sí mismo, tendrás que confiar en tu instinto y pedir un diagnóstico profesional. Buca ayuda y apoyo psicológico. El diagnóstico y el tratamiento temprano de la depresión son esenciales para el buen desarrollo y crecimiento de los niños. El primer paso es comentar el caso con su pediatra.