La superación de los retos en la educación de los niños

Cómo y por qué los niños deben aprender a superar retos y desafíos

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Los retos en la vida de cualquier persona son realmente importantes para poder demostrarse a uno mismo la valía y poder mantener una autoestima sana al superarlos.

Con los niños pasa exactamente igual, necesitan superar retos para darse cuenta que son capaces de hacer las cosas por sí solos y de poder seguir avanzando en su aprendizaje diario. De esta manera podrán convertirse en adultos con seguridad en sí mismos y sobre todo con una buena capacidad en la toma de decisiones.

Hacer frente a los retos según la edad de los niños

La superación de retos en la educación de los niños

Desde que nacen los niños deben ir superando retos, a aprender para poder seguir avanzando en su desarrollo tanto psíquico, físico como emocional.

Los retos de los niños deben ir acordes a la edad de los pequeños ya que el desarrollo no es igual en un niño de tres años, que en otro de seis que en otro de nueve, pero para todos resulta imprescindible poder superar estos retos. La superación de los desafíos hará con que los niños crezcan sin sentimientos de dependencia, incapacidad o inseguridad en sí mismos.

Cuando los niños son pequeños y empiezan a afrontar sus primeros retos, éstos deben ser reales y acordes a sus capacidades, habilidades y desarrollo. Esto es así porque si se intenta que un niño alcance retos para los cuales no está preparado, es bien seguro que el niño acabará frustrándose y sufrirá daños en su autoestima innecesarios.

Es necesario que los retos que los niños empiezan a tener también sean acordes a su desarrollo y que por supuesto sean capaces de realizar por sí mismos. Por ejemplo, un niño de tres años puede empezar a vestirse solo poco a poco, pero no se le puede pedir que doble la colada, o también se le puede pedir que pinte un dibujo o cante una canción pero no que resuelva sumas o restas de un nivel de ocho años.

Hacer frente a los retos desde pequeños y desde casa

Desde casa hay que guiar a los niños a establecerse retos y a velar para que los vaya cumpliendo puesto que cuánto más pequeños sean más guía necesitan para superarlas con sus propias habilidades.

Los retos suelen ir presentándose en la vida casi por casualidad ya que con el día a día se van presentando, por lo que deben aprender sobre todo es a saber identificarlos y a tener la valía y el coraje suficiente para superarlos, porque todos los niños del mundo pueden superar los retos, únicamente necesitan saberlo.

Con el apoyo, cariño, palabras de aliento y guía de los padres, los niños podrán ver y sentir que pueden superar cualquier reto que se les ponga por el camino ya que su autoestima estará reforzada para conseguirlo.