5 consejos para que los niños aprendan a tolerar la frustración

Pautas para enseñar a los niños a manejar la frustración

Silvia Álava SordoPsicóloga

Tolerar la frustración es aceptar que las cosas no siempre salen como a uno le gustaría y controlar toda esa rabia y enfado para transformarlo en esfuerzo y seguir hacia adelante. Es un excelente aprendizaje para los niños desde bien pequeños.

Para lograrlo, los padres debemos enseñar a los niños a canalizar toda esa rabia y frustración. Para lograrlo, la psicóloga Silvia Álava, nos da 5 pautas muy útiles que podemos aplicar los padres para enseñar a los niños a tolerar la frustración.

Cómo aprender a manejar la frustración en la infancia

Aprender a manejar la frustración

1. Ser un ejemplo: el adulto es el modelo que el niño sigue. Si los adultos damos muestras de frustración o de dejarnos llevar por el enfado y la ira cuando las cosas no salen como les gustaría, los niños copiarán su conducta. Es importante transformar la rabia por esfuerzo por conseguir lo que queramos.

2. Trabajar la constancia, el esfuerzo y la rutina: para que los niños aprendan a esforzarse ayuda apuntarles a actividades que supongan realizar ese esfuerzo, como algún deporte, mejor si es de equipo porque además se trabajan otras habilidades. 

3. No razonar cuando el niño está enfadado: si el niño grita, llora y tiene una pataleta, los padres tienen que aplicar lo que llamamos los psicólogos 'extinción', es decir, el niño tiene que ver que no logra su objetivo con esa actitud. No haremos caso al niño cuando tiene esta conducta, sí lo haremos y razonaremos cuando ya esté calmado.

4. No dramatizar: si al niño le ha salido algo mal y le damos una carga emocional muy fuerte, el niño se frustrará. Si el niño se equivoca, lo aceptamos, lo reconocemos y nos ponemos a arreglarlo. Utilizamos toda nuestra energía en mejorar lo que se ha hecho mal es más constructivo que quedarnos dramatizando sobre el hecho.

5. Enseñarles a esperar: para enseñar al niño a ser paciente, podemos hacer pequeñas cosas rutinarias como hacerle esperar en situaciones cotidianas, como no ir inmediatamente si llama o esperar en la mesa hasta que todo esté listo. Iremos aumentando el tiempo de espera a medida que el niño crezca y esté preparado

Vídeo: síntomas de que el niño tolera a la frustración

<iframe width="640" height="360" src="https://www.youtube.com/embed/636d8e9cclw" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>