¿Puede tener un niño doble personalidad?

Qué es el trastorno de personalidad múltiple y cómo afecta a los niños

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Es importante mencionar que cuando se habla de doble personalidad, estamos haciendo referencia al trastorno de personalidad múltiple y éste no es un diagnostico que sea muy común en los niños. La mayoría de estudios clínicos tienen a adultos involucrados que tuvieron infancias muy traumatizantes y desarrollaron este trastorno mental.  

Existen estudios de investigación que se centran en los síntomas de la infancia, como la disociación que con el tiempo se puede convertir en un trastorno grave de doble personalidad o personalidad múltiple en la edad adulta.

Qué significa que un niño tenga doble personalidad

Niño con doble personalidad

La disociación es cuando se separa la realidad de una pérdida del conocimiento que interrumpe la memoria, la identidad o el sentido de sí mismo por un tiempo temporal. Cuando es una forma más grave es como soñar despierto y puede ocurrir bajo estrés, miedo, abusos, ansiedad o traumas. Hay formas leves y formas graves que necesitan medicación y terapia, y en los más graves incluso puede requerir hospitalización. Suele ocurrir cuando se experimentan hechos traumáticos en la infancia y por eso se piensa que los niños no pueden tener doble personalidad, porque se genera en la infancia.

Pero, si se genera en la infancia… ¿no estaríamos hablando que empieza en la niñez? Así es, y los niños también pueden tener doble personalidad, por lo que los padres deben estar atentos para poder estar alerta ante cualquier señal de posible trastorno.

Un niño con personalidad múltiple tendrá dos o más personalidades con comportamientos diferentes entre una y otra. La personalidad dominante puede que no conozca la personalidad de las otras identidades pero se da cuenta que ha pasado tiempo entre un momento de conciencia y otro (en ese 'tiempo perdido' son las otras personalidades las que aparecen).

Dudas sobre la doble personalidad de los niños

Si crees que tu hijo puede tener doble personalidad deberás llevarle a un profesional de la salud mental para que pueda valorar su estado. Pero sobre todo, deberás tener algunos aspectos en cuenta, como por ejemplo:

No es esquizofrenia. Aunque se parezca a un trastorno psicótico o a esquizofrenia, pero la diferencia es que la disociación es una escisión de la realidad que puede ir acompañado de un cambio de personalidad, como si estuvieras delante de otro niño.

Parece una excusa para un mal comportamiento. Algunos niños, sobre todo aquellos que desarrollan rasgos sociópatas o antisociales, son expertos en manipular situaciones para su beneficio. La manipulación puede incluir el tratar de convencer a los demás de que están 'locos'. Pero será deber de un profesional saber exactamente qué ocurre y qué tipo de trastorno padece.

Si crees que tu hijo puede tener doble personalidad es necesario que busques un profesional para que pueda diagnosticar lo que ocurre. Lo ideal es que contactes con un profesional que sea especialista en este tipo de trastornos.