10 razones por las que Finlandia tiene la mejor educación del mundo

Por qué el sistema educativo finlandés es el mejor

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

La educación finlandesa es, desde hace años, un modelo educativo no sólo para el resto de Europa, sino para todo el mundo. Su sistema de educación ha sido puesto como ejemplo debido a su innovación, su igualdad de oportunidades, la capacidad para implementar nuevos métodos antes que cualquier otra escuela y por los buenos resultados que se obtienen en los niños.

Pero, ¿por qué?, ¿qué hacen en los colegios en Finlandia que resulta tan especial? En Guiainfantil.com te desvelamos los secretos de la educación finlandesa.

Por qué Finlandia tiene tan buen sistema educativo para los niños

Educación finlandesa

1. Su sistema educativo es público en su mayoría: el dinero público se reparte de forma equitativa entre los diferente centros, es más, si algún colegio tiene una carencia en cuestión de dotación, se atiende sus necesidades para equipararla el resto, de tal manera que la igualdad de oportunidades para los niños es la misma.

2. La educación es gratuita: los niños no pagan por ir al colegio, ni por los libros de texto o el material escolar. Además, la comida que realizan en el comedor del colegio también es gratuita.

3. La educación se basa en las necesidades de cada niño: se enseña a cada niño según sea su ritmo de aprendizaje, es decir, se personaliza. Se apoya de manera eficaz a los niños con necesidades especiales y los profesores suelen acompañar a los niños durante gran parte de su etapa educativa por lo que les conocen bien.

4. Los profesores tienen una alta cualificación y remuneración: existe un sistema muy exigente en la universidad para preparar a los profesores. Es una profesión muy bien pagada (sus salarios pueden ser superiores a los 4000 euros al mes) y tienen pocas horas lectivas ya que emplean gran parte de su tiempo en preparar sus lecciones, investigar para sus clases o seguir formándose.

5. Se valora la creatividad, participación y curiosidad del alumno: al niño se le deja espacio para que pueda desarrollar su parte artística, creativa o sus aptitudes individuales. Se fomenta la experimentación y la curiosidad del niño. El arte, la música u otras disciplinas artísticas son muy valoradas.

6. Al niño se le da espacio: el niño comienza el colegio a los 7 años, ya que se considera que antes de esa edad no está maduro para comenzar a aprender las diferentes materias. Los deberes son muy escasos, la jornada escolar más corta que en otros países, no tienen la jornada llena de clases y se hacen más descansos entre materias. Es decir, la educación es muy importante pero también el juego y el descanso.

7. No hay exámenes: no se mide el aprendizaje del niño a través de exámenes o calificaciones en sus primeras etapas de colegio. No es hasta los 11 años que los niños comienzan a tener notas y exámenes. Los profesores elaboran informes de los progresos de los niños.

8. Apoyo escolar: no sólo los niños con necesidades especiales reciben refuerzo escolar, casi la mitad de los alumnos tienen un apoyo individualizado y personalizado.

9. Las escuelas organizan el currículo: aunque hay un temario común, los centros y profesores diseñan y planifican su propio año lectivo en función de sus alumnos para lograr las metas según consideren oportuno. Hay una gran comunicación entre escuelas para intercambiar ideas y experiencias.

10. Las familias se implican: la sociedad está muy concienciada sobre la importancia de la educación por lo que participan activamente en actividades extraescolares o complementarias, tienen un contacto muy directo con los profesores y tienen la posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral.