Por qué los niños no deben usar el móvil en el colegio

Desventajas de utilizar el smartphone o móvil en la escuela

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Este puede ser un debate entre los padres y profesionales. Hay quienes defienden que los alumnos sí deben tener móviles en clase porque deben estar preparados para la vida adulta y que por tanto tendrán que aprender a convivir con un móvil igual que lo hacen los adultos. Pero otros profesionales y la realidad, es que los niños no deben usar el teléfono móvil en la escuela. 

6 razones para evitar el uso del móvil en clase

Niño con smartphone

Cuando un niño estudia debe evitar cualquier tipo de distracción y eso incluye el móvil (en casa y en la escuela). El estudio es tiempo de concentración y un móvil con todo lo que puede hacer hoy en día es más un juego para un niño que una herramienta de comunicación. Pero, ¿hay más motivos por los que los niños no deben usar el móvil en el colegio? Sí, y son bastantes.

1. Evitar el consumismo. Hoy en día las compañías de teléfono crean móviles para niños para llamar su atención y aumentar las ventas. No les importa los efectos negativos en la infancia, sólo quieren vender.

2. Falta de disciplina en clase. Muchos profesores se quejan de la falta de disciplina en clase por culpa de los móviles. Los niños que llevan móviles a la escuela no prestan atención y juegan con sus teléfonos durante las horas de clase. 

3. Menos concentración. Al no prestar atención en clase su concentración no está dónde debe estar porque está en el móvil y no en los estudios.

4. Símbolo de estatus que perjudica a los alumnos. Tener un móvil mejor para los niños empieza a ser un símbolo de estatus (cuando es más moderno, elegante…) y aumenta el prestigio entre los alumnos y los compañeros. Pueden producir cambios indeseables en su estilo de vida y en la relación con los demás.

5. Sedentarismo. En la hora del recreo en lugar de jugar a actividades creativas o a potenciar aficiones prefieren estar sentados jugando al teléfono, siendo muy perjudicial tanto para su vida social como para una vida activa.

6. Puede existir un mal uso. Hay muchas probabilidades de que exista un mal uso del móvil y que envíen y reciban mensajes, fotos o vídeos vulgares, hirientes e incluso ofensivos. Además los niños pueden acceder a webs para adultos con contenido poco apropiado.

Es muy importante que los padres sean conscientes de todo esto. Estos padres deberán tomar medidas para garantizar la seguridad del niño por lo que se debe advertir y proteger a los niños para que sean conscientes de los peligros que tienen los móviles, de su uso (con ventajas y desventajas) y ponerles unas normas claras para su uso.