Requisitos de seguridad en las escuelas para bebés

Cuáles son los criterios en cuanto a la seguridad de las guarderías o parvularios

Seguro que estás buscando la mejor guardería para tu bebé. Pero, ¿sabes en qué debes fijarte a la hora de elegir guardería? Puede que te resulte fundamental que la guardería esté cerca de tu casa o de tu trabajo, que tenga un horario flexible, que atiendan a tu bebé en un idioma determinado o que el personal tenga la titulación necesaria para atender a los niños.

Pero no puedes dejar de lado uno de los aspectos más importante de una guardería como es la seguridad. La seguridad de tu bebé es tan importante como su desarrollo, por eso debes fijarte si la guardería que vas a elegir es lo suficientemente segura para los niños. Descubre los requisitos que debe cumplir una guardería segura.

Requisitos de seguridad en las guarderías

La seguridad en las guarderías para bebés

1. La guardería debe ser accesible para los niños y familiares, pero al mismo tiempo debe contar con las medidas de seguridad suficientes para impedir la entrada de extraños.

2. Las ventanas, en cambio, deben ser inaccesibles para los niños. O bien pueden contar con cierres de seguridad o bien pueden estar situadas fuera de su alcance.

3. Los suelos deben adaptarse a las actividades de cada sala, pero es preferible que sean ligeramente blandos y que funcionen como amortiguadores.

4. Las paredes deben estar libres de aristas y en los lugares de más tránsito infantil se pueden colocar salva esquinas.

5. El mobiliario para las actividades infantiles es preferible que sea de formas redondeadas para evitar golpes con los bordes.

6. Todas las salas deben tener una ventilación adecuada y, siempre que sea posible, se recomienda la luz natural a la luz artificial.

7. Los enchufes no pueden estar al alcance de los niños. En el caso de que estén situados en lugares a los que puede acceder el niño, deben tener protecciones.

8. Las escaleras deben estar adecuadas a los más pequeños. Cualquier desnivel situado en la zona de los niños debe ser salvable por éstos sin mayor dificultad.

9. La temperatura de la guardería ha de ser moderada, sin excederse con el aire acondicionado en verano, ni con la calefacción en invierno. En todo caso, los radiadores deben tener protectores para evitar accidentes.

10. Las zonas de uso infantil, es decir, la zonas educativas, recreativas o de descanso deben estar separadas de la zona de trabajo de los adultos (cocina, administración, etc.) y procurar que los niños no accedan a ellas si no es en compañía de un adulto.

Cómo elegir la mejor guardería para tu bebé

Si ya has empezado a buscar guardería para tu bebé, te habrás dado cuenta de que muchos centros no cumplen con todos los requisitos de seguridad. Muchos de los riesgos que evitan estos criterios de seguridad se pueden paliar gracias al personal de la guardería. Por eso, puedes centrarte en ellos a la hora de valorar si es el centro más conveniente para tu bebé.

Que el personal esté cualificado profesionalmente para cuidar de tu bebé es tan importante como su lado humano. Fíjate en las personas que van a estar a cargo de tu bebé, en su mirada, en sus gestos y en su lenguaje corporal para comprobar si te inspiran confianza. Porque al fin  y al cabo, tu bebé necesita un ambiente de cariño y protección para su desarrollo. 

Sin duda es importante que los horarios de la guardería sean compatibles con los tuyos. También es ideal que el centro esté cerca de tu casa o de tu trabajo. Pero hay dos aspectos fundamentales que son los que deberían decidirte finalmente por una guardería u otra: que sea una guardería segura y que traten a tu bebé con mucha ilusión.