Cómo fomentar la individualidad de los gemelos y mellizos

La importancia de pasar tiempo individual con cada bebé gemelo

Uno de los temas más difíciles para los padres de mellizos, gemelos, es el poder individualizar a cada uno de ellos. En casa se debe adoptar una rutina tan marcada en conjunto que rara vez deja paso a darnos cuenta de las peculiaridades de cada uno de ellos.

En estos casos más que nunca se hace necesario que los padres pasen algún tiempo en exclusiva con cada uno de ellos. En Guiainfantil.com te damos algunas pautas para que puedas disfrutar y acrecentar la personalidad de cada uno de tus hijos.

Cómo respetar la individualidad de hermanos gemelos

Educar respetando la individualidad de los gemelos

1. Pasa tiempo con cada uno de ellos por separado: Rara vez es el caso en el que podemos romper las rutinas, pero intenta sacar aunque sea media hora para separar a los hermanos. Procura que cada padre haga un plan con uno de ellos, y dedícale toda tu atención. Eso hará que el niño se sienta el protagonista, ¡por fin tiene a su padre para el solo!, se abrirá y compartirá sus sentimientos e historias contigo.

2. No les hables en plural: Es muy normal que al tener varios niños en casa se digan cosas como: ¡duchaos! O ¡recoged!,... sin embargo, en muchos de los casos solo ha sido uno de ellos el que ha desordenado y seréis injustos con el otro. Es necesario que sepamos que no forman una sola unidad, y que son totalmente individuales.

3. Buscad actividades para cada uno: Muchas veces conviene que los hermanos no jueguen juntos. Que cada uno desarrolle sus capacidades y sus gustos propios, para ello busca actividades que puedan hacer por separado. Que escojan libremente e individualmente lo que cada uno va a hacer y no como gemelos. 

4. No regañes ni castigues conjuntamente: Aunque esto es algo complicado de conseguir porque a veces no sabemos quién de los dos tiene la culpa en la pelea, debemos intentar no actuar igual con los dos, ya que ellos tampoco reaccionan igual ante un mismo hecho. Busca castigos individuales para cada uno, y también premios individuales si lo han hecho bien.

5. Ponles su propia ropa: Seguramente, aunque tú tengas la tentación de vestirles iguales, ellos tendrán estilos muy diferentes. Trata que cada uno vistan según sus gustos, aunque esto no quiere decir que tengan que elegir siempre la ropa que va a llevar, pero sí al comprarla pregunta por las preferencias de cada uno, así resaltarán su personalidad.  

6. Amigos distintos: Que sean gemelos no tiene nada que ver para que tengan que tener los mismos amigos. Podrán tener algunos comunes pero no deben sentirse obligados a llevarse bien con los amigos de su hermano. Si los invitas a casa a jugar, intenta que cada vez sea uno de los mellizos el que elija el amigo.

7. No comparar: Una mala costumbre que debe desaparecer si queremos fomentar su personalidad. Cada uno es como es y sigue un ritmo distinto, tiene un carácter diferente y hay que respetarlo.

Patricia Fernández. Redactora de Guiainfantil.com