¿Puede ser un bebé superdotado?

Cómo detectar si un bebé tiene altas capacidades

Borja QuiciosPsicólogo educativo

Es verdad que a partir de los 6 años es cuando realmente se puede empezar a hablar de un diagnóstico real de niño superdotado. Es cuando todo se estabiliza ya que el cociente intelectual que se tiene a esa edad es el que luego se tendrá a los 30 años, a los 40, etc.

Pero una detección temprana, incluso en los primeros años de vida, nos puede dar pistas de que pueden ser superdotados y, así, poder ayudarles antes de que lleguen a la edad escolar.

La importancia de detectar si un bebé es superdotado

¿Puede un bebé ser superdotado?

Hay estudios que consideran que el 70% de la superdotación o altas capacidades se heredan y el 30% dependen de factores ambientales. Por tanto, es muy importante detectar que el niño es superdotado a la edad más temprana posible, o, por lo menos, que lo podamos reconocer.

Este desconocimiento puede que traiga consecuencias, a veces graves para el niño. No se debe ignorar que el niño es superdotado y no se debe pretender que sea como los demás cuando es un niño que ha nacido con altas capacidades. Lo que deberían hacer los padres es ayudarle y ofrecerle un entorno y educación apropiados.

Qué indica que un bebé es superdotado

De los bebés superdotados llama la atención su desarrollo precoz. Mediante la observación, en el primer año de vida los padres pueden descubrir aspectos como:

- Una mirada intensa poco después de nacer.

- Ser muy movido y tener mucha energía.

- Dormir pocas horas.

- La 'sonrisa social' aparece de manera temprana.

- Se muestra muy impaciente ante la falta de estímulos.

- En cuanto a la motricidad gruesa: gatea antes de los 6 meses y camina antes de los 11. Otros niños se saltan la fase del gateo y comienzan a andar a los 8 o 9 meses.

- En cuanto a la motricidad fina está muy desarrollada pudiendo pasar páginas de un libro a los 9 meses utilizando su dedo índice y pulgar. Son capaces de montar puzles de mayor número de piezas que otros niños con desarrollo normal.

- En cuanto al lenguaje: el niño dice palabras a los 8 meses y al año ya conoce más palabras que el niño con un desarrollo normal.

- También empieza a diferenciar. Llama a los cosas por su nombre y no utiliza una palabra para referirse a objetos de la misma categoría. Es decir, no llama a todas plantas flor, por ejemplo, sino que distingue entre rosa, margarita, etc.

- A los 2 años ya habla en frases, con verbos con su tiempo correcto. Algunos niños tardan en hablar, pero una vez que se sueltan, lo hacen bien. Los niños superdotados suele saltarse la fase de balbuceos.

- Relaciona de manera temprana los hechos entre sí. Algo que suele darse a los 2 años y medio

- Conoce el concepto de permanencia (si se esconde un objeto sabe que debe estar en algún lugar y no deja de existir) entre los 9 y 3 meses. Algo que se da a los 18 en un desarrollo normal

- Es inconformista y desobediente.

- Suele manifestar ansiedad y miedos.

Que tu bebé muestre este tipo de características no revela que sea superdotado. Pero cuantos más rasgos coincidan con su comportamiento, mayor será la probabilidad de que se trate de un niño con altas capacidades. Por tanto, los padres deben seguir atentos al desarrollo de su hijo y brindarles todas las oportunidades posibles para que aproveche su potencial y hacerle feliz.