Libros interesantes para niños de entre 1 y 3 años

¿Cómo elegir los mejores libros para niños de entre 1 y 3 años?

Parece que, a esta edades tan tempranas, es especialmente difícil elegir los libros que van a formar parte de la vida del niño cuando aún no sabe leer. Elegir libros interesantes para niños de entre 1 y 3 años parece un camino lleno de dificultades. Sin embargo, el momento evolutivo del niño favorece una montaña de posibilidades. El niño es una esponja que absorbe una inmensa cantidad de información: está asentando los cimientos sobre los que se va construyendo su personalidad a nivel afectivo e intelectual. Y el niño aprende con los cinco sentidos.

¿Cómo elegir los mejores libros para niños de entre 1 y 3 años?

Libros interesantes para niños de 1 a 3 años

La oferta editorial es muy rica: libros con relieves y con texturas para tocar, libros con sonidos y con música, libros con olores, libros con solapas para levantar, con pestañas para tirar y descubrir otra imagen. Estímulos para sus sentidos y para ir trabajando el control de las manitas, el movimiento de los dedos y las muñecas.

Los temas pueden ser muy variados, siempre que no les resulten ajenos. Hay auténticas preciosidades que pueden resultarles muy abstractos. A los niños les encantan las figuras claras, reconocibles, familiares, presentadas sobre fondos amplios y limpios. Pero también se fijan en detalles pequeños: descubrirlos en una imagen grande es un logro para ellos. La ilustración es muy importante porque es lo que ellos leen. El adulto se encargará de leer los textos, esas manchitas negras pequeñas que hay en las páginas.

La actitud del niño ante el libro o la revista que tenemos entre manos nos revelará su interés: a veces se queda absorto, mirando y escuchando; a veces, pasará la página de un tirón y se meterá en otra imagen, en otra escena y querrá nombrar lo que le llama la atención o explicar a su modo lo que le pasa a la ratita o al mono de la historia. Sus reacciones nos irán mostrando sus preferencias.

En cualquier caso, el soporte elegido, libro o revista, tiene que cumplir los requisitos precisos para que el niño pueda manipularlo a su gusto sin peligro, pasar las páginas con facilidad y llegar adonde quiere ir sin la ayuda del adulto: por eso, son tan útiles los libros y las revistas con solapas, a modo de agendas telefónicas, para abrir la revista o el libro por donde el niño quiere en cada momento. Esa autonomía le resulta muy alentadora y es muy útil en sus progresos.

 Consuelo Cuevas

Consuelo Cuevas
Redactora Jefa
Bayard Revistas