Cómo ayudar al niño a superar su miedo al fracaso

Consejos para ayudar al niño con miedo al fracaso

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

El fracaso es algo que hasta los adultos temen hoy en día, pero si lo hacen es porque en la infancia no les enseñaron a que errar es algo que ayuda a crecer y a aprender.

Normalmente cuando aparece el miedo al fracaso (en niños y adultos), aparecen pensamientos negativos que hacen que las fuerzas se reduzcan y el potencial quede escondido, este miedo paraliza y puede hacer que los niños se sientan débiles y fracasados, algo que les puede hacer incapaces para lograr las cosas a lo largo de la vida, aunque sean capaces de hacerlo.

Consejos para ayudar al niño a superar el miedo al fracaso

Niño con miedo al fracaso

El evitar el fracaso en la vida, o no equivocarse, es algo casi imposible. Fallar es algo que ocurre y que antes de lamentarse hay que aprender de ello. Los niños están desarrollando habilidades, por lo que están en un continuo aprendizaje para aprender estrategias y métodos necesarios y superar los fracasos. Evitar el fracaso es difícil pero puede ser innecesario, lo que resulta importante es que los padres ayuden a los niños a superar este miedo: el fracaso no se debe evitar, ¡se debe superar!

1. Motiva a tu hijo a participar en actividades. Motiva a tu hijo para que forme parte de actividades que sepas que puede tener éxito y que le gustan, de este modo se sentirá más capaz de hacer las cosas por sí mismo en otras circunstancias en las que se sienta menos seguro. No importa cuál sea el resultado, los niños necesitan participar en las actividades para que les proporcionen las oportunidades necesarias para llegar al éxito, algo que se consigue con esfuerzo.

2. Enseña a tus hijos a que los errores son buenos. Es necesario que los padres hablen con sus hijos para decirles que el fracaso no es algo negativo y que puede conseguir el éxito sólo si pasa a través de los errores. 

3. Explícales ejemplos. Puedes explicarle un ejemplo tan claro como cuando aprendiste a montar en patines (nadie puede aprender a patinar sin caerse primero), y lo mismo ocurre cuando se aprende a montar en bicicleta, ¿y qué es lo que ocurre? Que no pasa absolutamente nada, se sigue montando en bicicleta hasta que se aprende a pesar de los fracasos del comienzo.

4. La importancia de tomar riesgos. Es necesario que los niños sepan que es necesario arriesgarse en la vida para poder lograr cosas. Cuando los niños entienden lo importante que es tomarlos, estarán listos para afrontarlos con confianza en sus posibilidades.

5. La experiencia como maestro. Además, es necesario que aprendan a que la experiencia y la práctica es el mejor maestro porque pueden hacer las cosas más fáciles después de pasar por algunos errores… la repetición ayudará a tener más confianza en uno mismo.

6. Alienta a tus hijos. El mayor estímulo que necesitan los niños para no tener miedo al fracaso y que su autoestima crezca y su motivación también, es tener aliento de sus padres. Pueden actuar como mentores o guías para disipar el miedo al fracaso de la mente de sus hijos.