El miedo en niños de 7 a 8 años

Miedos comunes en la infancia

Borja QuiciosPsicólogo educativo

Los niños conocen el miedo desde la más tierna infancia, siendo este una emoción que le permite protegerse de los peligros. El miedo es un mecanismo normal de defensa y necesario en los niños que les hace comportarse de una manera más protegida.

Generalmente, el miedo aparece porque los niños aprenden a tenerle miedo a algo o a una situación después de una experiencia desagradable.

Qué miedos aparecen entre los 7 y 8 años 

Miedos infantiles a los 7 y 8 años

Los miedos en la niñez cambian con la edad. A medida que los niños crecen, un tipo de miedo puede continuar, desaparecer o ser reemplazado por otro. En esta etapa los miedos comienzan a ser menos imaginarios (aunque aún podemos encontrar algunos) y más basados en la realidad. Cuando los niños tienen entre 7 y 8 años podemos seguir encontrado este tipo de miedos:

- Miedo a la oscuridad (nictofofia). El miedo a la oscuridad es uno de los más sufridos por los niños entre los 2 y los 8 años de edad. La nictofobia puede aparecer después de una imagen vista en un cuento, una película, etc. Además, una experiencia durante el día o la imaginación pueden ser los motores para que aparezca este miedo.

Muchas veces este miedo no es a la oscuridad en sí, sino a los riesgos que los niños imaginan que puede haber cuando hay penumbra

- Miedo a los animales. Es un miedo que se empieza a desarrollar en la etapa de los 2 años, y puede perdurar como fobia hasta la madurez y, por tanto, podemos encontrarla en esta franja de edad. Este tipo de miedo es evolutivo, es decir, que lo tenemos de forma innata y, por eso, hace que los niños puedan percibir a los animales como una amenaza.

Además, el miedo a los animales puede surgir en algunas ocasiones por malas experiencias, y en otras circunstancias porque los adultos que rodean al niño le transmiten ese miedo. Se puede desencadenar incluso antes de que el animal esté presente, cuando prevé que se va a encontrar con él, y así evitar el encuentro o huir de él.

- Miedo a seres sobrenaturales. Este miedo aparece en la etapa de los 3-4 años y perdura hasta la adolescencia. El temor a lo sobrenatural está relacionado con la oscuridad, donde adquiere mayor fuerza.

Esta oscuridad provoca inseguridad al no ver nada alrededor y ruidos e imaginación puede hacer que el niño crea que hay muchas amenazas “sobrenaturales” alrededor. Además, este temor puede aparecer por culpa de las amenazas de los adultos para controlar el comportamiento de los niños. Decirles que viene el “coco”, por ejemplo. Además de estos miedos que perduran, en esta etapa aparece:

- El temor a hacer el ridículo por la ausencia de habilidades escolares, sociales o deportivas. En esta etapa es frecuente ver a niños que no quieren participar en juegos colectivos como deportes o competiciones porque aparece en ellos una creencia de no estar a la altura, o no poder hacerlo tan bien como el resto.

Cuando se dan estas situaciones aparecen pensamientos negativos en los niños que hacen que el pequeño se paralice y se vea débil e incapaz de hacer.