Juegos para que los niños pierdan el miedo a los monstruos

Juegos y actividades infantiles para ayudar a tus hijos a vencer sus miedos

Sara TarrésPsicóloga Infantil

El miedo a los monstruos, brujas, fantasmas o cualquier otro ser imaginario es un miedo normal entre los niños que acompaña, por lo general, al miedo a la oscuridad o a estar solo. Se trata de una mezcla entre el instinto innato de supervivencia y la extraordinaria imaginación que domina la infancia.

El juego puede resultar muy útil para ayudar a los niños a perder el miedo y a superar el terror que les paraliza y les impide dormir o estar en habitaciones y pasillos oscuros.

5 juegos y actividades para que los niños pierdan el miedo a los monstruos

niña se tapa ojos junto a monstruo

¿Jugamos a los monstruos? Este puede ser el inicio para ayudar a tu hijo a perder el miedo a los monstruos, brujas, fantasmas  y otros seres imaginarios que llenan de temores la desbordante imaginación de los niños. Aprovechemos el juego como terapia, como forma de ayudarles a la vez que nos divertimos y nos reímos. 

1. Prepara una fiesta monstruosa. Ahora que llega Halloween es el momento para poner en práctica este juego. Deja que el niño escoja el tipo de monstruo que quiera ser, disfrázate tú también y dejaros llevar. A través de 'jugar a ser' y 'disfrazarse de' podemos ayudar a nuestros hijos a explorar su personalidad, a afrontar nuevos retos y/o superar ciertos temores. 

2. Juguemos a los sustos. Podemos incorporar este juego como parte del anterior o jugar sin necesidad de disfrazarnos. Se trata de que el niño se esconda y nos asuste y viceversa.

3. A la caza de monstruos. Aprovecha esta Halloween o cualquier otra ocasión para proponer una caza de monstruos en casa. Esconde por toda las habitaciones monstruos y fantasmas, brujas y otros seres imaginarios. Coloca dibujos de estos seres imaginarios debajo de las camas, dentro de los armarios, y buscadlos en plena oscuridad con la ayuda de una linterna. Tendréis que preparar también unas trampas recoge monstruos, que pueden ser perfectamente unas cajas de zapatos recicladas. Decoradlas con los motivos que más os gusten y meted en ellas todos los monstruos y los miedos. Realizad un recuento y premiad el esfuerzo y la valentía.

4. Teatro de sombras chinas en la oscuridad. Crea divertidos recortables con formas de fantasmas o monstruos para hacer sombras chinas en la oscuridad de su habitación, jugar con ellos y poner voces divertidas. Se lo pasarán de miedo y verán como no pasa nada con esas sombras monstruosas.

5. Dibuja tu monstruo más terrorífico. ¿Y tú cómo te imaginas que es un monstruo? El dibujo es otra herramienta excelente para combatir los miedos. Propón al niño que dibuje sus monstruos, que los cree como él los imagina. Si hay varios niños podemos hacer un concurso con los dibujos: premio al monstruo más divertido, al más simpático, al más peludo, ...

Ten en cuenta que en función del grado de miedo que sienta el niño tendremos que escoger cuál o cuáles de estas actividades se pueden adaptar mejor para él. Si vemos que lo está pasando mal es mejor dejarlo antes que forzarle. Nuestra actitud va a ser clave para que sea algo divertido.