Qué enseña el miedo a los niños

Qué aprenden los niños cuando sienten miedo

Teresa Yuste SánchezMediadora Familiar

Os propongo un ejercicio práctico para adentrarnos en las garras del miedo. Vamos a ponernos en la piel de un niño pequeño: se llama Pablo, tiene cinco años y tiene miedo a la oscuridad. Llega la hora de irse a la cama, le dan las buenas noches, se apaga la luz y la puerta se cierra… Entonces hace su aparición el miedo. 

Cuando sentimos miedo, nuestro cuerpo tiene unas reacciones físicas como respuesta del sistema nervioso en relación al estado emocional en el que nos encontramos. Entra en juego el componente fisiológico-conductual. Lo que pensamos condiciona lo que sentimos, y lo que sentimos provoca una reacción concreta y visible en nosotros. 

9 señales de miedo en los niños

Niño grita de miedo

El cuerpo de Pablo reacciona preparándose para la huida o la lucha, buscando la supervivencia de la siguiente manera:

1. La glándula suprarrenal descarga adrenalina

2. El corazón late más deprisa

3. Se agita la respiración

4. Aparecen sudores o temblores

5. Los músculos se tensan

6. Las pupilas se dilatan

7. Aumenta la presión arterial

8. La piel palidece

9. Incluso puede llegar a vaciarse la vejiga…

Qué aprenden los niños con el miedo

Si nos imaginamos ahora que ese niño que tiene miedo a la oscuridad está acompañado porque duerme en casa de un amigo, y que todo esto le ha pasado delante de él, entenderemos la importancia del componente social de las emociones.

Además del miedo, pueden surgir emociones secundarias como la vergüenza, la inseguridad o la culpa. Nuestras emociones nos afectan personalmente y también en la relación con los demás.

Por lo tanto, el miedo, que es un escudo ante una hipotética amenaza, enseñará a Pablo:

- A mantenerse alerta sin ser dominado por este sentimiento. Aprenderá que es un sentimiento de defensa. 

- Aprenderá a superar la inseguridad que llega con el miedo.

- Le enseñará a manejar todos los cambios corporales que llegan con el miedo (taquicardia, sudores...).

- Aprenderá a reconocer y controlar otras emociones que llegan con el miedo, como la vergüenza o la culpa.

Consejos para tratar el miedo de los niños

Al hablar de educación emocional nos estamos refiriendo a educar y aprender en emociones: aprender a identificar y reconocer las emociones en nosotros mismos y en los demás, darles nombre para conocerlas y asimilarlas como una parte vital de nuestro mundo personal y social, para conseguir gestionarlas canalizándolas de manera positiva y sana.

- Para Pablo será más sencillo aprender a manejar lo que siente si aprende a conocer por qué, cómo y cuándo lo siente. Que sus padres hablen con él sobre lo que le da miedo con naturalidad le ayudará a enfrentarse a ello, a sentirse apoyado y a no sentirse solo y avergonzado por tener miedo.

- El miedo es una de las seis emociones básicas que todos compartimos: el miedo, el asco, la sorpresa, la ira, la alegría y la tristeza. Es la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. La mente no hace distinción entre ambos conceptos, porque el miedo no es algo racional; es una emoción.

- El miedo puede llegar a paralizarnos por completo. De ahí la importancia de aprender a gestionarlo. Porque todos tenemos miedo, y la manera de hacerle frente es aceptarlo y aprender a convivir con él.