Consejos para padres de niños adictos a la tablet

Qué hacer si tu hijo sólo quiere jugar con la tablet

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Hoy en día parece que los niños nacen con una tablet debajo del brazo y es que el uso de estas nuevas tecnologías les resulta casi innato. Desde que los niños nacen tienen nuevas tecnologías a su alrededor por lo que el aprendizaje de estos aparatos lo adquieren incluso hasta antes de aprender a hablar.

¿Qué pueden hacer los padres si sus hijos sólo quieren jugar con tablets y smartphones?, ¿cómo orientarle si siente dependencia de las nuevas tecnologías?

Qué hacer si tu hijo tiene adicción a la tablet

Niños adictos a la tablet

A causa de esto resulta casi primordial en la educación de los hijos que las tablet no sean el centro de atención de sus vidas y que se centren en aprender a disfrutar de la compañía de las demás personas y de otros juegos más activos y conectados 'con la vida real'. Si tienes un hijo adicto a la tablet no te pierdas los siguientes consejos.

1.Lugar común. Una forma de que tu hijo no se convierta en un adicto a la tablet es que mantengas este aparato siempre en un lugar donde toda la familia pueda acceder libremente, como por ejemplo en el salón. De este modo podrás vigilar qué es lo que hace tu hijo y a qué está jugando a cada momento.

2.Limita el tiempo de juego. Es necesario que para que los niños puedan disfrutar de otras actividades tengan un tiempo limitado de juego que les permita poder realizar otras actividades.

3.Pon normas. Cuando un niño es adicto a la Tablet no podrá entender que existirán normas y límites, sobre todo cuando nunca antes las ha habido. En este sentido es necesario avisarles con tiempo cuando es el momento de jugar y de no jugar. Para evitar una rabieta antes de finalizar el tiempo de juego tendrás que avisarle 10 minutos antes de que tenga que apagar el aparato.

4.Tú eres el encargado. Es importante que los niños no tengan su propia tablet ya que podrías perder el control de la misma. Pueden tener una tablet pero que esté bajo tu responsabilidad y que jueguen únicamente cuando se lo permitas. Si la tablet se convierte en un serio problema habrá que restringir su uso durante un tiempo.

5.Otras actividades. Para algunos niños los juegos son más que una simple diversión y es que es una forma de aliviar el estrés y poder tener una mejor vida social. Cuando restrinjas el uso de la tablet asegúrate de que tu hijo puede hacer otras actividad y que no tiene el smartphone cerca de su bolsillo. Hacer deporte, pasear o montar en bicicleta son buenos ejemplos.

6. Y por supuesto, no podrás olvidarte de ser un buen ejemplo ante tus hijos. ¡Desconecta de tanta tecnología y pasa tiempo de calidad con tus hijos!