Control parental en Internet. Cómo proteger a tu hijo en la red

Cómo controlar el uso que hacen los niños de internet y las redes sociales

Las nuevas tecnologías forman ya parte de nuestras vidas y de la de nuestros hijos. Ante los problemas cada vez más frecuentes que sufren niños y adolescentes por un uso indebido de Internet, nos preguntamos qué es lo que podemos hacer los padres para proteger la integridad física y emocional de los más pequeños. Los controles parentales pueden ayudarnos a proporcionar a nuestros niños una mayor seguridad en Internet.

Qué son los controles parentales en Internet

Niño con tablet

Los controles parentales son una opción que nos llega desde la propia red a través de los cuales podemos filtrar el contenido en Internet. De esta manera podemos restringir ciertas páginas de contenido violento o sexual para que nuestros hijos no puedan acceder a ellas ni siquiera de forma casual. Estos controles parentales también tienen la posibilidad de delimitar el tiempo que los niños pasan en Internet, así como controlar qué páginas han visitado, si han realizado alguna compra o los chats a los que han entrado.

Casi todos los sistemas operativos poseen alguna de estas herramientas de control parental, tan solo debemos buscar la que mejor se adapte a la edad de nuestros hijos. Pero el problema de la seguridad de los menores en Internet persiste si con el tiempo, nuestros hijos saben mejor que nosotros cómo manejar el ordenador. Los problemas generacionales están al acecho en cuanto al uso de las nuevas tecnologías porque nuestros niños nos superarán antes de que nos demos cuenta.

Otras medidas de control parental en Internet

El control del uso que nuestros hijos hacen de Internet sigue siendo difícil y hay que adoptar otras medidas además de estas herramientas de control parental. La mayoría de los expertos aconsejan que el ordenador esté en una zona común de la casa y no en la habitación del niño y que en todo momento sepamos si lo está utilizando como apoyo al estudio o como instrumento de ocio. Hasta cierto punto, el uso del ordenador puede estar controlado o vigilado pero, ¿qué pasa con los dispositivos móviles

Debemos considerar la posibilidad de que el uso que hacen nuestros hijos de Internet se nos escapa de las manos, por más controles, filtros, historiales de búsqueda revisados y límites de tiempo que impongamos. Así que la mejor herramienta de control parental para proteger a nuestros hijos es la educación. Para educar a nuestros hijos en un uso saludable de Internet primero tenemos que habernos educado nosotros mismos.

Siempre es buena idea pasar tiempo en Internet con nuestros hijos, que observen e imiten lo que nosotros hacemos, explicarles con ejemplos las precauciones que deben tener en las redes sociales respecto a los datos que facilitan, sin atemorizar, pero haciéndoles partícipes de la realidad. Porque si el riesgo de acoso y estafa está presente incluso para los adultos, los niños tienen aún más riesgos. La clave de la seguridad en Internet está en saber lo que está haciendo y en las posibles consecuencias. Como siempre, el conocimiento es la mejor herramienta de protección.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com