5 ideas para que los niños aprendan a ser pacientes

Cómo los padres pueden enseñar la paciencia a los hijos

La paciencia o la capacidad de esperar es un valor que puede y debe ser enseñado a los niños desde la más temprana edad. La paciencia es una virtud y una habilidad que ayudará a los niños a convivir adecuadamente con los demás, a tener calma, a evitar nerviosismo, agobios e impulsividad, entre otras cosas. Muchos padres preguntan qué pueden hacer para que los niños entiendan que no todos sus deseos o pedidos pueden ser atendidos al momento.

Pensando en ello, Guiainfantil.com ha reunido 5 consejos con los que los padres pueden enseñar la paciencia a sus hijos.

Cómo enseñar la paciencia a los niños

 Enseñar a los niños a tener paciencia

1. La paciencia debe ser aprendida con el ejemplo. De nada aprenderán los niños sobre la paciencia si sus padres no la viven y no la ejercitan en el día a día. Si quieres que tu hijo sea paciente, se paciente con él. Es muy importante que no te quejes cuando tengas que esperar en una fila, en un atasco, en una consulta médica, o esperando a tu hijo a vestirse, a comer, etc. Recuerda que aprender a ser paciente requiere paciencia.

2. La paciencia con el tiempo. Cuando el niño te haga una pregunta mientras estás realizando alguna tarea, es decir, limpiando, cocinando o incluso hablando con alguien por teléfono o en persona, es conveniente que tardes un poco en responderle. Hágale saber, mostrándole lo que estás haciendo, que él tendrá que esperar hasta que termines lo que estás haciendo. Luego, con calma, responda a tu hijo de la mejor forma posible. El niño debe saber que él no es el centro del mundo.

3. La paciencia a la hora de jugar. Hay padres que tienen por hecho de que sus hijos nacen ya sabiendo jugar y manipular todo tipo de juguete. Todo aprendizaje requiere tiempo y paciencia. Juega con tu hijo y aprovecha para ejercitar la paciencia con él. Lean juntos el manual del juguete y aprendan cómo se juega. Si el juguete es de montar, escucha lo que quiere hacer tu hijo y ayúdale a conseguirlo, con paciencia. Conecta con tu hijo.

4. Paciencia y calma con las rabietas de los niños. Los niños piensan que con los berrinches o rabietas, conseguirán lo que quieren. Los padres deben demostrarles que con las rabietas ellos no cambiarán su decisión. La frustración les hará más resistentes y más pacientes.Los niños deben aprender a expresar su descontentamento cuando no están de acuerdo con algo, pero con paciencia y sin berrinches.

5. La paciencia en la naturaleza. Una de las formas para enseñar paciencia a los niños es contándoles, por ejemplo, cómo algunos animales consiguen sus metas trabajando con paciencia y persistencia. Por ejemplo, mostrándoles cómo trabajan las hormigas que arrastran trocitos de pan o de hojas por un largo camino, una y otra vez. También se puede mostrarles cómo se siembra una planta y la vemos crecer, poco a poco.