La empatía en los niños. Educar en valores

La importancia de educar en la empatía y la perseverancia a los hijos

La psicóloga infantil Alicia Banderas enseña a los padres a través de su libro 'Hijos Felices' a cómo educar a los niños en el valor de la empatía y la perseverancia para que en el futuro sean personas capaces de trabajar en equipo y enfrentarse a los problemas con determinación.

En Guiainfantil.com hablamos con Alicia Banderas sobre lo imprescindible que es para la vida y el futuro de los sueños profesionales de los niños educarles en determinados valores como la empatía.

Cómo educar la empatía y la perseverancia

Cómo educar en valores a los niños.

Estamos en un mundo en el que se prima el trabajo en equipo. Hoy en día tener una carrera brillante no te asegura nada. El éxito profesional y en la vida en general depende de la gestión de las emociones, de cómo trabajes con las personas.

La empatía se educa, y un ejemplo claro de ello se da cuando un niño hace algo malo o causa daño a alguien, en ese momento los padres pueden hacerle tres preguntas evitando así dejar pasar el problema:

1. Cómo crees que se ha sentido el amigo al que has perjudicado.

2. Cómo te sentirías tú si te lo hubiera hecho él.

3. Qué puedes hacer para solucionarlo.

Con estas tres simples preguntas se puede educar al niño en la empatía y la sociabilidad, de la misma forma que para la voluntad y la determinación hay que educarle en la perseverancia. Normalmente, los niños cuando están estudiando un problema de matemáticas, por ejemplo, enseguida se frustran cuando no consiguen la solución.

La ansiedad les puede y hace que dejen el ejercicio sin resolver, por lo que hay que enseñarles a los niños que esa ansiedad se supera leyendo detenidamente el enunciado, respirando profundamente durante unos segundos y cuando ellos vean que pueden volver a enfrentarse al problema lo harán con éxito.

Si los padres consiguen que sus hijos compredan la importancia de ser perseverantes, cuando la vida les ponga en dificultades sabrán que lo pasarán un poco mal al principio pero que con constancia lograrán salir adelante.