Aborto espontáneo en el embarazo

Qué es el aborto espontáneo y por qué se produce durante el embarazo

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Se denomina aborto espontáneo a la pérdida involuntaria del feto antes de la semana 20 de embarazo. Si el aborto se produce después de esta semana de gestación pasa a llamarse parto prematuro. El aborto natural suele ocurrir en el primer trimestre de embarazo, sobre todo entre la semana 6 y 8 de embarazo y puede provocar una gran frustración y tristeza en las mujeres que lo han vivido.

Signos y causas de aborto espontáneo

Aborto espontáneo

El signo más generalizado de aborto es la hemorragia vaginal. Hay que distinguir entre el pequeño manchado que se produce por la implantación el embrión al comienzo del embarazo, y el sangrado que puede derivar en un aborto natural. Esta hemorragia es más abundante y suele ir acompañada de calambres similares a los producidos por la menstruación.

En la mayor parte de los abortos existe una anomalía cromosómica en el feto que hacen inviable el desarrollo del bebé, son abortos fortuitos y no tiene por qué haber un problema genético en el padre o la madre. 

En otros casos pueden ser debidos a:

- Infecciones

Cuello del útero incompetente

- Problemas hormonales

- Abuso del alcohol, drogas o tabaquismo

- Alteraciones en el útero como los fibromas

- Enfermedades de la madre como diabetes, hipertensión, cardiopatías o tiroides

- Fiebre superior a 38º

Si hay pequeñas señales que indican que podría producirse un aborto los especialistas realizarán una ecografía para comprobar que el embrión se desarrolla correctamente y hay latido cardíaco.

Tratamiento para un aborto espontáneo

Hay varios tipos de aborto dependiendo se si el aborto ha comenzado, ya se ha producido la interrupción del embarazo o hace semanas que tuvo lugar pero no hubo señal en aquel momento. El tratamiento a seguir dependerá además de esto, de la intensidad de la hemorragia y de la semana de gestación. Si el aborto se produjo antes de la semana 7 de embarazo, la medicación suele ser eficaz para evitar una intervención quirúrgica y provocar salgan todos los restos del embarazo. En caso contrario, se hace necesario practicar un legrado en el que se introduce un tubo de plástico por el útero y se retiran mediante succión los restos.

Tener un aborto no es un impedimento para volver a quedarse embarazada, ni tampoco tiene por que volver a ocurrir. La mayoría de las mujeres vuelven a quedarse embarazadas sin problemas, en cualquier caso, los médicos recomiendan esperar de uno a tres meses. En caso de producirse 3 abortos consecutivos habría que analizar con el especialista la causa y posible solución. 

Los abortos al final del embarazo o partos prematuros son menos frecuentes y sus causas son distintas a los que se producen en el primer trimestre de embarazo.

El cuerpo suele recuperarse rápidamente de un aborto, sin embargo, es un fuerte choque para los padres y el dolor psicológico es tan intenso en algunas personas que les cuesta recuperarse del golpe. El apoyo de la pareja y familiares es importante para superarlo.