Aceites esenciales prohibidos durante el embarazo

Cómo utilizar la aromaterapia durante la gestación sin riesgos

No todos los aceites esenciales están prohibidos durante el embarazo. Algunos tan conocidos como la Bergamota, el Cardamomo, el Limón, la Lavanda fina, el Azahar o la Rosa, se pueden usar sin problemas.

Sin embargo, existen aceites esenciales potencialmente peligrosos en alguna de las fases del embarazo e incluso durante todo el periodo de gestación. Ten especialmente cuidado con todos ellos.

Los aceites esenciales que suponen un riesgo en el primer trimestre de embarazo

Embarazada se da masaje

Existen aceites esenciales que pueden utilizarse durante el embarazo pero con cierta precaución. Además, todo dependerá del trimestre de gestación en el que te encuentres. Algunos aceites esenciales están permitidos sólo a partir del cuarto mes de embarazo, es decir, del segundo trimestre. Por ejemplo, el Árbol de té (antiséptico y antiviral) o la Lavanda (antiséptico, relajante y regeneradora). 

Otras de las esencias que se utiliza en aromaterapia pero sólo a parir del cuarto mes de embarazo son la Albahaca, que se utiliza para aliviar la congestión nasal y hasta para bajar la fiebre, la Manzanilla, que se utiliza como tranquilizante, la Menta, buena para despejar la mente y contra los dolores de cabeza, y el Jengibre, que se usa para los problemas del aparato digestivo y para calmar algunos dolores de las articulaciones.

Aceites esenciales prohibidos durante toda la gestación

Aunque la aromaterapia aporta innumerables beneficios, sí es cierto que existen algunos aceites esenciales que deben evitarse durante el embarazo. El más claro ejemplo de aceite esencial a evitar es la Salvia, que puede llegar a provocar un aborto.

También son potencialmente peligrosos el Orégano compacto y el Orégano griego (utilizados para tratar infecciones respiratorias) y el Alcanfor (se usa contra los catarros y resfriados). En estos casos, sólo se pueden utilizar bajo supervisión médica. 

También hay que tener especial cuidado y evitar todo lo posible estos aceites esenciales de Cedro de Atlas (con propiedades para la circulación sanguínea), la Menta piperita (utilizada contra los dolores de cabeza), el Poleo, el Clavo de especie o la Canela (con propiedades para mejorar la circulación sanguínea y mejorar el aspecto de la piel).