Cuál es la cantidad límite de alcohol en el embarazo

Problemas del consumo de alcohol durante la gestación

Sara Cañamero de LeónMatrona

En fiestas como la Navidad, una de las imágenes que se nos viene a la cabeza es a la familia reunida en torno a una mesa llena de comida con las copas llenas de un buen vino o brindando con una copita de cava. Y muchas mujeres que por esas fechas están esperando un hijo se preguntan si pueden beber un poquito….

Pero ¿Dónde está el límite en el consumo de alcohol durante el embarazo? Es un debate abierto, incluso entre especialistas que velan por el bienestar de la mujer. En torno a este consumo, se han puesto en marcha en España diferentes campañas como 'Un embarazo sin' que buscan concienciar a las mujeres de los daños que puede acarrear el consumo de alcohol antes, durante o después del embarazo (mientras dura la lactancia) en el feto.

El síndrome de alcoholismo fetal y sus consecuencias

Embarazada con copa de vino

El llamado síndrome alcohólico fetal que se manifiesta con retraso físico y mental, alteraciones craneoencefálicas y problemas articulares, que cambiarán en el menor su forma de andar. Además, este síndrome hace que el niño nazca con bajo peso, los ojos alargados y estrechos y sin prominencia en los pómulos.

En declaraciones del Dr. Bajo Arenas, presidente de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) la mujer embarazada debe abstenerse de la ingesta de cualquier cantidad de alcohol, por el bien de su futuro hijo.

Sin embargo, son muchas las mujeres que acuden a las consultas de matronas o ginecólogos con bastante susto en el cuerpo ya que han estado bebiendo pequeñas cantidades de alcohol o que han cometido algún exceso durante las primeras semanas de gestación ya que desconocían su estado, incluso con sentimiento de culpabilidad.

Qué cantidad de alcohol resulta perjudicial en el embarazo

Es importante tranquilizar a las embarazadas que preguntan por el consumo de alcohol de forma puntual en el embarazo, al principio de gestación y sin que supieran que estaban embarazadas, ya que según cinco estudios publicados en BJOG (An International Journal of Obstetrics and Gynaecology) sólo el consumo elevado tiene consecuencias negativas para los hijos. Las conclusiones de estos estudios vienen a decirnos que el consumo moderado no parece influir en el desarrollo neuropsicológico del niño, es decir que no tiene efectos negativos para el bebé, ni tampoco reporta ningún beneficio.

El problema es que no conocemos cuál es el nivel seguro de consumo de alcohol durante el embarazo, es por eso que los profesionales sanitarios debemos recomendar a las embarazadas no consumir nada de alcohol mientras dure la gestación.