Cómo depilar el vello púbico en el embarazo

Pautas para la depilación íntima durante la gestación

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

La depilación del pubis en el embarazo es un asunto que preocupa a muchas mujeres en el embarazo, bien sea por belleza, por higiene o porque lo prefieren de cara al parto. Pero realmente, conforme avanza el volumen del abdomen muchas veces la depilación no es nada fácil de llevar a cabo, por lo que es recomendable conocer pautas para llevarla a cabo de forma satisfactoria. 

5 consejos para la depilación íntima en el embarazo

La depilación del pubis en el embarazo

1. Un espejo como ayuda: A medida que avanza la gestación, será más complicado vernos el pubis sin agacharnos completamente, y esto se va haciendo más difícil porque llegará un momento que la barriga lo tapará todo. Por ello, siempre es necesario tener un espejito de aumento delante de nosotras que será lo que nos guíe a la hora de quitar el pelo que nos molesta.

2. Uso de cuchilla: Aunque no es muy recomendable para que el vello se retire del todo, sí es cierto que el uso de la cuchilla es lo más práctico y cómodo a la hora de retirar el vello mientras estamos embarazadas. El pelo puede salir más fuerte, pero al fin y al cabo no guarda ninguna contraindicación para el embarazo ni es malo para la piel, y es el recurso depilatorio más fácil de usar y también más rápido. 

3. Postura de cuclillas: Si vamos a usar una cuchilla, por ejemplo, la mejor postura para realizar la depilación debe ser de cuclillas, es decir, con las piernas flexionadas y rectas con los pies en línea. El espejo debe estar justo debajo para acertar a la hora de quitar el vello. Si nos es complicado, podemos pedirle ayuda a nuestra pareja o alguna amiga, puesto que cuanto más avanzado esté el embarazo puede ser más difícil.

4. Cera fría: Otra vía de depilación puede ser la cera fría. Es rápida y efectiva, y con unos pocos tirones podemos conseguir que la zona quede depilada durante más tiempo y que además la piel no sufra. Sí es cierto que es recomendable no utilizar cera caliente porque puede dañar la vagina o irritarla, ya que a causa de los cambios hormonales la dermis en general está más sensible. 

5. Centros de belleza: Sin embargo, la mejor solución es dejarnos en manos de profesionales en estos casos de belleza. La depilación del pubis durante el embarazo puede darnos muchas molestias, puesto que la dificultad de no ver con claridad la zona puede hacer que queden vellos enquistados o que no se llegue a quitar del todo al gusto de la embarazada, porque el abdomen impide verlo.