Teñirse el pelo durante el embarazo

Consejos de belleza para mujeres embarazadas

Sara Cañamero de LeónMatrona

¿Puedo teñirme el pelo durante el embarazo? Es una pregunta que se hacen muchas mujeres. La respuesta es sí, pero con precaución. Es muy común que durante el embarazo nos asalten muchísimas dudas acerca de que si lo que comemos, lo que bebemos, o los productos cosméticos que usamos durante el embarazo pueden afectar de alguna manera al bebé que esperamos.

¿Es peligroso teñirse el cabello en el embarazo?

Teñirse el pelo en el embarazo

Una de las dudas más frecuentes que se dan, es si estando embarazada la mujer se puede teñir el pelo. Y es cierto que durante un tiempo se generó algo de controversia.

Pues bien, según un informe bastante tranquilizador de la Organización de Servicios de Información Teratológica de Estados Unidos (proporciona informes sobre los riesgos potenciales en la reproducción), dice que no hay casos que prueben que los tintes tengan ningún impacto sobre el feto humano, ya que durante la aplicación del tinte el cuerpo absorbe una pequeñísima cantidad de esa sustancia.

Sin embargo, muchos dermatólogos desaconsejan empezar a teñirse el pelo durante el embarazo, ya que en el caso hipotético que se de una reacción de alergia (tipo eccema) el tratamiento sí que se vería dificultado por el hecho de que la mujer esté embarazada.

La mayoría de los médicos sugieren como simple protección, que no se usen productos químicos (tintes, permanentes…) durante el primer trimestre, ya que es cuando se están formando los órganos del feto. Y que se revisen las etiquetas de los tintes, para evitar aquellos tintes que tengan acetato de plomo, ya que este compuesto es potencialmente peligroso para el feto, especialmente para su sistema nervioso que es tremendamente vulnerable.

Tenemos que tener en cuenta que la progesterona, hormona que libera la placenta, debilita el cabello y facilita su caída. Con lo que tinturas frecuentes, que no dejan de ser una agresión al cabello, podrían agravar el proceso; por eso se recomienda limitar los tintes.

En cuanto a los tintes naturales, considerados relativamente seguros, debemos de tener en cuenta que la mayoría de ellos contienen en su lista de ingredientes sustancias químicas agresivas (tipo el aminofenol, fenilenediamina….); con lo que recomendamos las mismas precauciones que con los sintéticos. Además la posibilidad de reacción negativamente al tinte existe igualmente.