Cómo aliviar la sequedad vaginal

Trucos y remedios caseros para la lubricación vaginal

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Si hay un problema que puede llegar a dificultar en un momento dado las relaciones sexuales, ése es el que tiene que ver con la sequedad vaginal. La falta de lubricación natural puede ser peligrosa, ya que la ausencia de flujo hace que la vagina esté menos protegida de infecciones y enfermedades. El flujo vaginal actúa como un antibiótico natural protegiendo la vagina de agentes externos que puedan dañarla, como problemas de cistitis u hongos.

Además, también puede ser dolorosa a la hora del sexo, ya que la sequedad genital puede hacer que el coito cause molestias físicas en la penetración. Por otro lado, conseguir una buena lubricación puede ayudar a que la concepción sea más exitosa, ya que es mas probable que pueda conseguirse un embarazo con una relación sexual satisfactoria. Por tanto, ¿cómo conseguir superar la sequedad de la vagina? 

Remedios para aliviar la sequedad vaginal 

 La sequedad vaginal y sus remedios

- Cuidado con los jabones: Mantener la vagina limpia es fundamental para que no falte la lubricación. Aunque la sequedad puede deberse a cambios hormonales de la menstruación, el embarazo o la menopausia, también puede verse afectada por el uso de jabones que sean muy agresivos y puedan alterar el pH de la vagina. Por eso, es recomendable utilizar aquellos jabones o aceites que contengan pH neutro y que no alteren la flora vaginal, ya que además de la sequedad podrían aparecer hongos, que son muy molestos. 

- Uso de lubricantes: Cuando la sequedad vaginal empieza a ser molesta en el sexo, el uso de lubricantes es una de las mejores opciones. Éstos contienen propiedades que ayudan a que los genitales estén en mejores condiciones y que las relaciones sexuales sean placenteras y no dolorosas. 

Consumo de soja: Uno de los remedios más antiguos para la lubricación es el consumo de soja en la dieta. Este producto contiene propiedades que contribuyen a la producción natural de estrógeno, y esto ayuda a que se produzca una lubricación vaginal natural. Introducir la soja en el consumo de alimentos o bebidas puede hacer que el cuerpo responda con mayor naturalidad. 

- Correcta higiene íntima: Tanto el exceso como el defecto de higiene íntima puede contribuir a que la zona vaginal pueda secarse. Aunque es cierto que el estrés y el estilo de vida pueden hacer que la zona vaginal pueda secarse, un aspecto muy importante es la higiene de los genitales. Es recomendable no utilizar jabones o geles agresivos para el pH de la vagina en la ducha, así como el hecho de cambiarse cada tres o cuatro horas de tampón o compresa en la menstruación, o limpiar la zona de delante hacia atrás después de orinar para evitar que pueda causarse una infección que además de ser molesta haga que aparezca sequedad. 

- Aumento de la ingesta de agua: Aunque parezca una obviedad, mantener el cuerpo hidratado es muy importante para la salud, pero no sólamente para el cuerpo, sino también para las zonas íntimas. Un problema de sequedad vaginal puede solucionarse aumentando la ingesta de agua diaria y aportando mayor hidratación al organismo para que genere flujo de forma natural. 

- Uso de aloe vera: El aloe vera es uno de los productos 'multiusos' que mejor vienen al cuerpo cuando se tienen ciertas molestias. Por ello, no es de extrañar que también pueda contribuir a mejorar la vagina cuando sufre sequedad. La razón para utilizarla es su capacidad humectante natural, que hace que la piel -también la de la delicada higiene íntima- pueda volver a su ser y a lubricar de forma natural. Con el aloe vera podemos hacer un lubricante casero que ayude a terminar con esta molestia aplicándolo en la zona vaginal en pequeñas dosis y que ayude a tener relaciones sexuales placenteras y nada dolorosas.