Qué se entiende por madre de alquiler

La gestación subrogada para padres con problemas para conseguir un embarazo

La gestación o maternidad subrogada es conocida vulgarmente como vientre de alquiler o mamá de alquiler y consiste en que una mujer se quedé embarazada, pero su bebé pertenece legal y genéticamente a otros padres. Para llegar a este punto no es necesario ningún contacto físico entre la madre gestacional y algún miembro de los padres legales, sino que la gestación se producirá mediante inseminación artificial o fecundación in vitro.

Pese a que cada vez sea un procedimiento más aceptado socialmente, y que brinda la oportunidad de ser padres a muchas parejas que no pueden serlo por sus propios métodos, esta técnica de reproducción asistida es un proceso complicado, ya que no es una técnica legal en muchos países y son muchos los padres que acuden al extranjero en busca de una mamá que solucione sus problemas a la hora de tener un niño.

¿Donde se puede realizar una gestación subrogada y a qué precio?

Además cada país que permite la gestación subrogada tiene una regulación diferente, de ahí que en países como Rusia, Ucrania, Georgia o Kazajistán solo puedan acceder a este tipo de reproducción asistida las parejas casadas heterosexuales, mientras que en Estados Unidos y México si que tendrían esa posibilidad. Los precios oscilan entre los 50.000 euros en Ucrania o México y los 150.000 en Estados Unidos.

La gestación subrogada puede diferenciarse en varios tipos

Por una parte está la forma tradicional mediante la cual es la madre gestacional la que aporta su propio óvulo, que será fecundado, mediante fecundación in vitro o inseminación artificial, bien por un espermatozoide del que será padre legal del niño, o por el de un donante.

La otra opción es la forma gestacional. En está opción la mujer que se quedará embarazada no tiene ningún vínculo genético con el bebé ya que tanto el óvulo como el espermatozoide son aportados por la pareja que solicita la gestación subrogada. En este tipo de concepción la concepción se produce in vitro.

Aparte de la clasificación según la genética del niño, la maternidad subrogada también puede dividirse en dos tipos según cuestiones económicas, ya que esta puede ser altruista o lucrativa, dependiendo de si la madre de alquiler obtiene una remuneración por el embarazo o no.

En la subrogación altruista serán los padres legales quienes se hagan cargo de todo tipo de gastos, ya sean de carácter médico o legal, o de cualquier otro aspecto relacionado con el embarazo, como ropa premamá o alimentación. Por otro lado, en la subrogación lucrativa la madre de alquiler recibe una remuneración por el embarazo previamente acordada entre la pareja que solicita la gestación subrogada y la mamá de alquiler.

Diego Fernández. Redactor de Guiainfantil.com