La ortodoncia durante el embarazo

Riesgos y ventajas de la ortodoncia en la embarazada

Sara HawkinsOdontóloga

Cuando nos quedamos embarazadas es inevitable empezar a plantearnos qué rutinas pueden afectar a nuestro bebé... Mechas o tintes de pelo, gimnasio, cuidados anticelulíticos se ponen en tela de juicio y esto también ocurre con las personas que están en tratamiento de ortodoncia.

Muchas embarazadas que lo saben recientemente acuden a mi consulta preocupadas por si es conveniente hacerse tratamiento de ortodoncia durante el embarazo.

¿Es perjudicial la ortodoncia durante el embarazo?

Embarazada con hilo dental

Primero habría que distinguir entre tres tipos de embarazadas:

1. Las pacientes que ya han iniciado la ortodoncia y quieren quedarse embarazadas durante el tratamiento o se han enterado de la feliz noticia cuando llevaban ya los aparatos de ortodoncia me preguntan: ¿es perjudicial el tratamiento de ortodoncia para mi bebé? En absoluto.

Es necesario que le comuniques a tu ortodoncista que estás esperando un bebé para que no realice ninguna radiografía dental desde el momento que lo sepas, o desde el momento que empieces a intentar quedarte embarazada. Los dentistas siempre tratamos a las mujeres en edad fértil buscando un embarazo como si ya estuvieran embarazadas porque realmente pueden estarlo y no saberlo.

2. Otro grupo de pacientes son las que quieren iniciar el tratamiento de ortodoncia pero les gustaría quedarse embarazadas durante el tiempo que dure el mismo.

Los tratamientos de ortodoncia son en ocasiones tratamientos largos. Son muchas las veces que cuando les recomiendo a mujeres jóvenes hacerse tratamiento de ortodoncia y les hablo de la duración (entre 12 y 24 meses normalmente) me preguntan: ¿Puedo quedarme embarazada durante el tratamiento?  y mi respuesta es: 'una vez que te hayamos hecho las radiografías puedes'. 

A estas pacientes les recomiendo en muchas ocasiones para corregir problemas leves sobretodo estéticos que se realicen el tratamiento con técnicas removibles que realizamos en la consulta como son los brackets removibles (una técnica muy innovadora con unos resultado excelentes) o técnicas prácticamente invisibles tipo Invisalign. Lo hago porque estas técnicas como ya he dicho antes permiten a los pacientes mantener una higiene excelente durante el tratamiento, disminuyen las urgencias y dolores en la consulta, pueden retirarse en momentos puntuales (en este caso el parto) y permiten continuar con el tratamiento durante ausencias prolongadas

3. El otro grupo de pacientes son aquellas que estando embarazadas previamente quieren iniciar el tratamiento de ortodoncia. En este caso no lo recomiendo en absoluto ya que para hacer un buen estudio diagnóstico y una buena planificación del tratamiento de ortodoncia es necesaria la realización de una serie de pruebas diagnósticas, algunas de ellas como los moldes de la boca, las fotografías de la cara y de los dientes y los registros de la mordida del paciente no implican ningún riesgo para la embarazada ni para el bebé, pero otras pruebas imprescindibles para hacer un buen diagnóstico son una  RADIOGRAFÍAS PANORÁMICA (para poder ver todos los dientes entre otras cosas) y una RADIOGRAFÍA LATERAL DE CRÁNEO (para poder diagnosticar problemas de desproporción esquelética entre otras cosas).