El papá en el embarazo

El papel del padre durante los meses de embarazo de la mujer

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Puede parecer que el papel del padre durante el embarazo es inexistente, puesto que los cambios físicos los experimenta la mujer. El embarazo progresa independientemente de si el papá está presente o no, por lo que en algunos casos pueden sentirse excluidos de todo el proceso del embarazo. Sin embargo, cada vez el padre se implica más en la gestación ya que su papel como apoyo, soporte y ayuda de la mujer embarazada es fundamental.

La figura del padre en el embarazo

El papel del padre durante el embarazo de la mujer

Los papás no viven las náuseas, vómitos o mareos, no sufren la sensibilidad en los pechos cuando estos crecen, no notan el picor de la piel al ceder y estirarse mientras crece la barriga, ni tampoco sienten las primeras pataditas del bebé o el hipo que padecen muchas veces dentro del útero materno. Sin embargo, el papel del padre ya no es de mero espectador, y la implicación en el embarazo se hace necesaria tanto para apoyar a la mujer como para ir adaptándose a la sensación de ser padre. 

Ciertamente hay toda una lista de cosas que los padres pueden hacer durante el embarazo para integrarse en el proceso:

- Implicación: acudir a las consultas prenatales les aportará más información y ayudará a solucionar las posibles dudas que tengan. Además, en la primera visita médica será importante que el ginecólogo que se haga cargo de vuestro caso, conozca los antecedentes médicos familiares del papá. En estas consultas el padre podrá ver por primera vez a su bebé, gracias a las ecografías de los diferentes trimestres de embarazo, una experiencia muy esperada y positiva y que conviene vivirla en primera persona.

En el tercer trimestre de embarazo, la mamá puede ir a las clases de educación maternal. También es conveniente que acuda el papá, ya que en ellas una parte se dedica al momento del parto y cómo el padre puede ayudar a la mujer durante las respiraciones. Incluso la matrona dará a los padres algunas pautas para que puedan aliviar en parte el dolor de su pareja con algunos masajes en la zona de lumbar.

Preparar la habitación del bebé, comprar la ropa o elementos necesarios para cuando nazca, es otra de las tareas que ayudarán al padre a implicarse en todo el proceso del embarazo. Hay tanto trabajo que hacer que a la mamá le vendrá bien esta ayuda por parte de su pareja.

- Buscar información: las mamás suelen buscar información sobre su embarazo en Internet, compran revistas, libros... ¿Por qué no va  el papá a recopilar información de igual manera? No sólo es importante conocer todo el proceso del embarazo sino además, conocer los diferentes aspectos y cuidados de un bebé para poderle dar la mejor atención posible cuando nazca.

- Ayudar a la embarazada: si la mamá fuma, bebe alcohol de vez en cuando o no tiene hábitos alimenticios correctos, el papá es el más indicado para orientarle y ayudarle a que lleve una vida saludable. Puede pasear con ella, ya que la embarazada ha de caminar todos los días o animarla a hacer ejercicio.

Además, las mujeres embarazadas suelen tener miedos y dudas sobre el buen desarrollo del bebé. El padre puede ejercer un papel muy importante en trasladar a la mujer calma y tranquilidad.

En el momento en el que se desencadenan las contracciones, la mujer embarazada estará más pendiente del dolor que puede sentir que de ir midiendo las contracciones. El papá puede llevar el control de los intervalos entre contracciones para saber cuándo acudir al hospital, estar pendiente de los papeles que hay que llevar a la clínica y no olvidarlos y de la maleta para la maternidad.