El reloj biológico de las mujeres

Qué es y qué significa el reloj biológico de la mujer

Dicen que hay un momento en la vida de toda mujer en la que desea tener descendencia. Un día cualquiera ocurre que nos imaginamos como madres: vemos embarazadas por todas partes, se nos cae la baba cuando un bebé en el autobús nos sonríe, o nos descubrimos curioseando ropa de recién nacido u ojeando una revista de maternidad en la sala de espera del dentista: esto es lo que llaman reloj biológico.

¿Existe el reloj biológico en las mujeres?

Reloj embarazaa

En nuestra sociedad las mujeres postergan cada vez más la maternidad, debido a que hemos asumido más compromisos sociales, nos hemos incorporado plenamente al mundo laboral, estudiamos, nos independizamos. Y valoramos mucho la estabilidad antes de decidir ser madres: estabilidad laboral (difícil en estos tiempos), estabilidad emocional o de pareja, tener una casa….

Actualmente en España la edad media para tener hijos de las mujeres es de 32  años, a pesar de que fisiológicamente la mujer tiene su pico de fertilidad en torno a los 25 años de edad; y es a partir de los 35 años cuando ésta disminuye y los riesgos en el embarazo derivados la edad materna aumentan.

Podemos pensar que una mujer de 20 años no está preparada psicológicamente para tener un bebé, y la responsabilidad que trae su nacimiento. O podemos pensar que una mamá de 38 años no tendrá la misma energía física, ni la misma paciencia para vivir los primeros años del bebé, o que será muy mayor cuando su hijo sea un adolescente. 

A pesar del aumento de algunos riesgos asociados con la edad de la madre, es importante recordar que la gran mayoría de los bebés nacen sanos y, a excepción de las anomalías cromosómicas, los estudios indican que el riesgo de malformaciones congénitas en bebés nacidos de madres maduras no es mayor que para los hijos de las mamás más jóvenes.

Puede que debido al retraso en la decisión de ser padres se hayan aumentado las consultas a los centros de reproducción asistida, con el fin de solucionar problemas de fertilidad en parte debidos a la edad de las mujeres.

Es por eso que decimos que en la decisión de tener antes o después hijos poco tienen que ver las hormonas, sino la particularidad de cada mujer, lo que pongamos en nuestra balanza para sopesar los pros y los contras de nuestra maternidad en un determinado momento de nuestra vida.

Sara Cañamero de León, matrona

Sara Cañamero de León
Matrona