Apnea del sueño durante el embarazo

Los trastornos del sueño en embarazadas

El embarazo afecta el sueño mediante cambios hormonales, cambios fisiológicos, factores físicos, y cambios en el comportamiento. Los ronquidos y la apnea del sueño se vuelven más comunes a medida que la mujer aumenta de peso.

La apnea del sueño es un trastorno respiratorio en el que la persona dormida para de respirar durante unos segundos. Durante este tiempo no se recibe oxígeno, y uno de los órganos más afectados es el cerebro; y en la mujer gestante la placenta y como consecuencia el bebé. Las pausas pueden darse de manera aislada o repetirse cientos de veces durante la noche, con consecuencias graves.

Síntomas de la apnea del sueño en embarazadas

embarazada durmiendo

Los principales síntomas que nos pueden hacer pensar que una persona padece apnea obstructiva del sueño podremos dividirlos en nocturnos y diurnos. De entre los síntomas nocturnos destacamos los siguientes:

- Ronquido fuerte y persistente

- Pausas constatadas de la respiración (apnea)

- Ahogo o jadeo por falta de aire y sueño agitado

- Visitas frecuentes al baño

 De entre los síntomas diurnos nos encontramos:

- Cefaleas a primera hora de la mañana

- Somnolencia durante el día

- Falta de concentración e irritabilidad

- A largo plazo y sin tratamiento podremos tener hipertensión arterial, diabetes tipo 2, infartos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardiaca....

El principal síntoma de  la apnea del sueño es el ronquido, pero es importante saber que no todo ronquido es consecuencia de este trastorno. En el embarazo, y sobretodo en el tercer trimestre, se ronca más y de entre sus causas podemos encontrar lo siguiente:

- Cambios hormonales propios de la gestación: la progesterona (necesaria para que útero no tenga contracciones hasta que estemos de parto) relaja la musculatura de las vías aéreas, que tienen mayor probabilidad de colapsarse o estrecharse produciendo ronquido.

- Aumento de peso propio del embarazo.

- Otros problemas de sueño asociados (piernas inquietas, aumento de despertares durante la noche para ir al baño....). 

Consecuencias de la apnea del sueño en la madre y el feto

Aún se sigue investigando sobre las consecuencias a corto y largo plazo de este cese de oxigenación durante el periodo del sueño en la mamá y el bebé, sin embargo algunas investigaciones parece que empiezan a dar sus frutos:

- Bajo peso al nacer.

- Riesgo de que la madre desarrolle preeclampsia.

- Existe un estudio que dice que 7 de cada 10 mujeres con diabetes durante el embarazo podría sufrir de apnea del sueño, sobretodo si tiene otro factores de riesgo asociados como son sobrepeso o hipertensión.

Para finalizar me gustaría decir que el diagnóstico de la apnea obstructiva del sueño es sencillo, pero es necesaria una prueba diagnostica que dura toda una noche en la que se estudia el comportamiento de la persona durante el sueño (las apneas, despertares o microdespertares...) y su tratamiento es fácil. El embarazo parece ser un momento adecuado para detectar aquellos casos sin diagnósticar, con lo que si sufres más de un síntoma de los que hemos mencionado sería conveniente acudir al médico para realizar mayores pruebas que confirmen un diagnóstico.

Sara Cañamero de León, matrona

Sara Cañamero de León
Matrona