Cambios en la circulación durante el embarazo

Cambios cardiovasculares en las embarazadas

Julita FernándezMatrona

Durante el embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer. Algunos órganos se desplazan para dejar más espacio al útero, que irá creciendo según pasen los meses

El sistema cardiovascular de la embarazada también se ve afectado por estos cambios en el cuerpo de la mujer. De ahí que durante el embarazo, la mujer sienta que su 'ritmo' es diferente. A veces se nota más cansada. Otras, acelerada. Te explicamos por qué.

Los cambios en el sistema cardiovascular de la embarazada

Embarazada se relaja

Las primeras modificaciones en el sistema cardiovascular, se ven de manera precoz, así ya durante el primer trimestre de embarazo se puede observar en la embarazada tanto un aumento de la frecuencia cardiaca como una relajación de las paredes de los vasos.

Más adelante se puede observar un aumento del volumen circulante de sangre, que se produce entre otros motivos por la necesidad de irrigar al feto y la placenta. Este aumento de volumen se produce paralelamente a un aumento de células sanguíneas por lo que en una gestante encontraremos cifras de hemoglobina y hematocrito más bajas que en una mujer no embarazada, siendo estas completamente normales. Debido a estos dos últimos cambios, el  volumen de sangre que bombea el corazón de la embarazada, para hacer frente a las nuevas demandas, aumenta.

El corazón, al ser desplazado por efecto del aumento del útero de su posición normal, muestra alteraciones en el electrocardiograma que también consideramos fisiológicas, al igual que el cambio en los tonos de la auscultación cardiaca. También por efecto del sobreesfuerzo que realiza en el embarazo, el corazón se hipertrofia en algunas ocasiones.

La tensión arterial disminuye durante la primera mitad del embarazo, para volver a aumentar. La presión en los miembros interiores debido a la compresión de los vasos por parte del útero, lo cual hace que el flujo sea más ento y puede producir varices y edemas, además de favorecer la aparición de problemas tromboembólicos 

El síndrome de compresión de la vena Cava en embarazadas

En las fases más avanzadas del embarazo, cuando la gestante está tumbada boca arriba (de cúbito supino), el útero puede comprimir la vena cava que es uno de los vasos que se ocupa de transportar el retorno venoso de la mitad inferior del útero, produciendo hipotensión en la mujer. Esto se puede evitar elevando ligeramente el cabecero o girando levemente el cuerpo de la gestante hacia la izquierda un mínimo de 15 grados.