Causas del dolor de espalda en el posparto

Por qué duele la espalda después de dar a luz

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Durante el embarazo, son muchas las molestias que afectan al cuerpo de la mujer. Desde los cambios hormonales que se notan sobre la piel, pasando por dolores articulares o retención de líquidos. Sin embargo, una vez que el bebé nace hay otros problemas físicos que pueden aparecer tras el embarazo. 

Uno de ellos es el dolor de espalda, que puede venir dado por la propia gestación y el peso del bebé durante los nueve meses, o que puede aparecer tras dar a luz. Pero, ¿qué causas provocan el dolor de espalda durante el posparto? 

6 causas del dolor de espalda tras el embarazo

Madre con bebé 

1. Contractura muscular en el parto: El esfuerzo de la madre durante el parto vaginal puede hacer que el dolor de espalda aparezca una vez que haya terminado todo el proceso de alumbramiento. La fuerza de la musculatura en la parte baja de la espalda -sobre todo en la pelvis- puede terminar con la aparición de una gran contractura lumbar que puede desarrollarse tras dar a luz

2. Dilatación de la pelvis: Para que el niño nazca, la pelvis tiene que hacerse más grande, lo que puede desequilibrarla o hacer que se dilate demasiado, y después provocar un dolor de espalda inesperado que aparezca en el posparto. Es justo la parte posterior, que conecta la pelvis con la columna vertebral, la que puede verse dañada de forma momentánea cuando ya ha nacido el bebé. 

3. Desplazamiento del coxis: Al hilo del dolor de espalda producido en el propio parto, es recomendable contemplar el desplazamiento del coxis además de la dilatación de la pelvis. El coxis puede quedar desplazado en el momento de dar a luz por el esfuerzo de la madre, y también por la desviación de las vértebras provocadas por el bebé en el canal del parto, lo que provocaría el dolor de espalda. 

4. Pinchazo de la epidural: Aunque es una gran solución para los dolores de parto, muchas mujeres sufren después dolores en la espalda por su aplicación médica. Poner la epidural no tiene por qué causar dolor, pero muchas veces se puede producir un desplazamiento de algún tejido que es el que provoca el dolor que se sufre tras dar a luz, aunque las dolencias hayan disminuido en el momento del parto. 

5. Subida de la leche: Además de una causa fundamental para el dolor de espalda en el posparto, que es el propio esfuerzo, hay que contemplar la subida de la leche, que suele darse entre 48 y 72 horas después del alumbramiento. Esto puede provocar un leve dolor de espalda tras el parto por la presión que algunas mujeres sufren en el pecho y en la zona posterior. 

6. Posturas incorrectas al dar el pecho: Amamantar a un bebé no es tan sencillo como parece, y hay que tener en cuenta que además del bienestar del niño, también es recomendable que la madre esté cómoda. Una mala postura a la hora de dar el pecho al niño puede hacer que aparezcan contracturas en la parte alta o baja de la espalda justo después de dar a luz, cuando la musculatura está más débil. Por eso, es recomendable encontrar la postura perfecta en la que no sufra ni el cuello, ni la espalda ni tampoco los riñones mientras el niño disfruta de la lactancia materna