Cómo aliviar el dolor de ciática en el embarazo

Los dolores de espalda y de ciática durante la gestación

Los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer durante el embarazo, pueden alterar el equilibrio de los huesos y músculos, provocando dolores de espalda, especialmente en la región lumbar y en la pelvis (abajo del abdomen). Además, el crecimiento del útero y del bebé en el vientre materno, pueden comprimir el nervio ciático de la embarazada, causándole muchos dolores.

Dolores de ciática en el embarazo

Cómo aliviar los dolores en la ciática en el embarazo

Debido a los cambios hormonales, al aumento de peso y a las nuevas posturas que debe adoptar la mujer durante el embarazo, es muy común que ella sienta molestias en su columna y en su nervio ciático, en algún momento. El ciático es el nervio más ancho y más largo del cuerpo humano. Comienza en la pelvis, va hasta la parte superior de los muslos por los cuales continúa, y se divide en dos pequeñas ramas que discurren por la parte posterior de cada pierna. El nervio ciático controla los músculos y proporcionan sensibilidad.

La ciática es un trastorno que se puede dar en la segunda mitad del embarazo, cuando el peso de la barriga obliga a la futura mamá a adoptar posturas erróneas. El dolor de ciática aparece cuando el nervio es comprimido o presionado. El dolor provoca debilidad, hormigueo y algunas veces incapacidad de movimientos, ya que se irradia a los glúteos, piernas y pies. Suele disminuir o desaparecer tras el nacimiento del bebé.

Cómo aliviar los dolores de ciática

¿Qué se puede hacer para aliviar los dolores ocasionados por la compresión del nervio ciática durante el embarazo?  Sigue algunos consejos:

1- La práctica de ejercicios como la natación, el caminar y el yoga puede ayudar a aliviar este trastorno. 

2- Es recomendable que la mujer embarazada esté atenta a las posturas que adopta cuando está de pie o sentada. Se debe evitar cruzar las piernas al sentarse y si es posible, se debe dormir sobre un colchón más rígido, con una almohada entre las piernas.

3- Es aconsejable prestar una atención especial a la elección del calzado. Los tacones muy altos, así como los muy bajos, no son recomendables.

4- Los masajes también pueden aliviar los dolores de ciática. Los estiramientos, desde cuando sean realizados por un fisioterapeuta, pueden disminuir y acabar con el dolor.

5- Se aconseja aplicar hielo durante los dos primeros días de las molestias, y luego calor local.

6- Se recomienda tomar paracetamol siempre y cuando el médico lo prescriba.