Cómo tratar los edemas en el embarazo

Cómo aliviar la hinchazón de piernas durante la gestación

Julita FernándezMatrona

El conocido como edema fisiológico del embarazo, afecta a un 80% de las mujeres. Se hace más notable fundamentalmente en los miembros inferiores y puede ir desde un aumento casi imperceptible a la altura de los tobillos hasta impedir a la embarazada calzarse con su calzado habitual. En ocasiones produce mucha sensación de pesadez en las piernas y dificultad para caminar normalmente.

Los edemas requieren ser vigilados, cualquier aumento brusco en su tamaño o la aparición en la cara, los párpados… nos ha de hacer ir a urgencias, ya que está relacionado en ocasiones con patología hipertensiva del embarazo como puede ser la preeclampsia.

Seis consejos para aliviar los edemas durante el embarazo

Embarazada sentada

1. En la embarazada normal a pesar de la aparición de edemas no se recomienda seguir dieta baja en sodio o la toma de diuréticos, de hecho, están en la mayoría de las ocasiones, contraindicados en el embarazo.

2. Para aliviar los edemas debemos procurar no permanecer mucho tiempo de pie sin movernos. La activación de los miembros inferiores, mediante ejercicios de dorsiflexión, circulares y demás, ayudará al mejor retorno venoso y al alivio de la sintomatología.  

3. Si tienes la oportunidad, realiza ejercicios en piscina, ya que  este medio no sólo te permitirá hacer actividad física con una sensación de disminución de peso. El agua como medio favorece el drenaje de las piernas, por la presión hidrostática que ejerce sobre el cuerpo sumergido. El trabajo acuático es plenamente recomendable para cualquier embarazo sin complicaciones y es especialmente beneficioso cuando se tienen este tipo de problemas.

4. Descansa con las piernas un poco elevadas, también te ayudará. No sólo cuando vayas a la cama sino también cuando te sientes durante el día, procura elevar las piernas.

5. Evita las prendas ajustadas de estilo de calcetines, medias por la rodilla, pantalones de puño o excesivamente ajustados. En cambio, puede que tu matrona o tu ginecólogo te recomiende medias de compresión específicas si considerase que fuera necesario.

6. Un masaje drenante para embarazadas, baños de contraste frío y calor en las piernas… pueden ser de gran ayuda también, especialmente en verano, ya que el calor no hace sino agravar las molestias que producen los edemas. No olvides consultar con tu matrona de referencia, cualquier duda que pueda surgirte.