Dolor en los senos durante el embarazo

El aumento del pecho durante el embarazo produce sensibilidad en las mamas

La sensibilidad en el pecho y el aumento del tamaño de los senos es uno de los primeros síntomas del embarazo. El dolor en los senos comienza a producirse desde los primeros días después de la fertilización y suele prolongarse a lo largo del primer trimestre de embarazo. Las mamas comienzan a prepararse para alimentar al bebé y este proceso puede ser molesto. 

Cambios en el pecho durante el embarazo

Dolor y cambios en los senos durante el embarazo

La hinchazón y el dolor en los senos se debe a que el pecho comienza a prepararse desde las primeras semanas del embarazo para la lactancia materna. Durante la gestación aumenta la producción de estrógenos y progesterona, y esto provoca que haya un mayor flujo sanguíneo en el cuerpo y por tanto favorece los cambios en los tejidos mamarios.

Otra de las sensaciónes que se puede producir en el pecho durante la gestación es hormigueo, ya que la piel está cediendo al aumentar el volumen de los senos. Es muy importante que hidrates bien los senos todos los días para evitar que aparezcan las temidas estrías

Las venas del pecho se aprecian con mucha más intensidad, una serie de venas azuladas serán más visibles y los pezones se tornan más oscuros. En las areolas también podrías ver unos puntitos abultados, son las glándulas de Montgomery, y producen una sustancia que hidrata los pezones y los protege en la lactancia de posibles infecciones.

Aproximadamente en el tercer mes de embarazo, algunas mujeres producen un líquido amarillo denominado calostro, una sustancia muy nutritiva que será el alimento principal del bebé hasta la subida de la leche.

Cómo aliviar el dolor de los senos en el embarazo

El dolor o sensibilidad en el pecho se produce principalmente en el primer trimestre de embarazo, sin embargo, aunque no se puede hacer nada para eliminar completamente las molestias en los senos, hay pequeños trucos que ayudan:

-Usar un sujetador sin aros, con tirantes anchos y de tejido de algodón.

-Muchas mujeres se sienten más cómodas durmiendo con sujetador durante el embarazo.

-Aumenta la talla de sujetador para adaptarla a tu nuevo contorno.

-Para aliviar la sensación de dolor e hinchazón puedes darte duchas de agua tibia o aplicar compresas frías en la zona.

Alba Caraballo. Editora de GuiaInfantil.com