Homeopatía para aliviar las molestias del embarazo

Beneficios de la homeopatía para embarazadas

La homeopatía puede ayudarnos a paliar molestias del embarazo tan comunes como el insomnio, lumbago o ciática, piernas cansadas, náuseas, problemas gástricos o infecciones de orina. La medicación tradicional puede afectar al desarrollo del feto, por lo que no es recomendable durante el embarazo salvo en casos muy concretos, pero afortunadamente la homeopatía puede solucionar este problema.

Homeopatía para embarazadas

Homeopatía en el embarazo

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa para prevenir, paliar o sanar múltiples síntomas mediante la administración de preparados –pueden ser jarabes, pomadas, pastillas o supositorios- elaborados a partir de extractos muy diluidos. Es precisamente la infinitesimal presencia de los extractos lo que convierte a la homeopatía en algo inocuo para el feto pero eficaz para la madre

Por ello, el tratamiento homeopático está indicado especialmente para ayudar a la mujer embarazada a aliviar los pequeños trastornos inherentes al embarazo, al parto y a la lactancia.

Al igual que la medicina tradicional, la homeopatía no debe suministrarse sin una receta médica ya que son muchos los componentes y dosis que entran en juego en función de los síntomas y características de cada paciente. Pero no está de más conocer cuáles son los elementos homeopáticos más empleados para dolencias como el lumbago, caso en el que suele suministrarse kalium carbonicum, ruta graveolens o bryonia. Es frecuente el uso de ipeca 9CH, sepia officinalis 9CH, tabacum composé, cocculus indicus 9CH o ignatia amara 15CH para náuseas, mientras que nux vomica 15CH alivia eficazmente el insomnio por estrés

Pero la homeopatía no es solo recomendable para tratar los síntomas propios del embarazo sino también para calmar otras dolencias como gripes o migrañas. En estos casos, las embarazadas pueden sustituir los medicamentos habituales por oscillococcinum, paragrippe o homeogrippe  (para aliviar procesos gripales) o cyclamen, iris versicolor, belladona o nux vómica para calmar migrañas.

Enara Rey. Redactora de GuiaInfantil.com