Trastornos del sueño durante el embarazo

Cambios físicos y hormonales en la gestación

Sara Cañamero de LeónMatrona

Según un estudio publicado en el 2010 llamado 'Trastornos del sueño durante el embarazo', entre el 66 y el 94% de las mujeres embarazadas referían haber tenido algún problema con el sueño durante la gestación. Estos trastornos se producen por cambios físicos, hormonales y fisiológicos que ocurren como consecuencia del embarazo. Muchos pueden iniciarse desde el principio, sin embargo son en el tercer trimestre cuando se acentúan.

Trastornos del sueño en la mujer embarazada

Embarazada bosteza 

Estos problemas relacionados con el sueño los podríamos clasificar de la siguiente manera:

- Insomnio: entendido como problemas para conciliar el sueño, despertares nocturnos y sueño poco reparador. Cuando ocurren en el primer trimestre suelen deberse a la ansiedad y excitación del incipiente embarazo o bien por el malestar causado por las nauseas típicas de este momento; sin embargo a partir del tercer trimestre las causas son diferentes: dolores de espalda, dificultad para encontrar la postura, necesidad de orinar con frecuencia, reflujo o acidez, movimientos del bebé. Parece ser que la falta de ejercicio físico y la multiparidad (tener más de un hijo) agravan el problema.

- Excesiva somnolencia diurna: se debe muchas veces como consecuencia del insomnio o de algún otro trastorno como la apnea. Está más acentuado en el primer y tercer trimestres. Durante el primer trimestre la causa suele ser fundamentalmente hormonal, ya que la progesterona tiene un efecto hipnótico, mientras que en la última etapa está relacionada con la falta de descanso por otras causas. Podría ayudar el echarse una siesta durante el día, para permitir el descanso, ya que la mayoría de las mujeres que sufren de este trastorno notan un cambio en el carácter, dificultad para la concentración....

- Sindrome de piernas inquietas: es común la aparición durante el tercer trimestre. Se trata de un proceso neurológico del que se desconocen con exactitud las causas, aunque parece que hay algún componente genético. En el embarazo hay un descenso de los niveles de hierro, que puede causar este síndrome en el que la embarazada nota inquietud motriz de las piernas, que la obligan a moverse de un lado a otro, incluso levantarse, con lo que dificulta el reposo.

- Ronquido y apnea del sueño: las principales causas suelen ser la obesidad, que se agrava con la gestación, y la diabetes gestacional. Además el embarazo parece agravar aquellas mujeres que ya presentaban este trastorno del sueño.

Los trastornos del sueño afectan de manera negativa en la vivencia de la mujer de su embarazo, pero es que además podemos encontrar algún estudio que dice que éstos pueden afectar al tipo de parto e incluso tener consecuencias en la salud del futuro bebé. Se piensa que estas mujeres tienen trabajos de parto más largos.

Es muy importante definir si los problemas de sueño tienen como causa unos estilos de vida poco saludables como la obesidad o el sedentarismo, ya que podríamos mejorar mucho la calidad de vida de la mujer embarazada.