Para qué sirve la red venosa de Haller en la embarazada

Cambios y cuidados en el pecho de la mujer durante el embarazo

Julita FernándezMatrona

Una de las zonas donde más precozmente se producen cambios en el embarazo, es en los senos. De hecho, muchas mujeres fundamentalmente aquellas  que ya han tenido otros bebés, sospechan estar embarazadas a raíz de dichos cambios.

Pero, ¿qué cambios se producen? ¿Es cierto que aumenta el volumen del pecho en las embarazadas? ¿Tiene algo que ver la red venosa de Haller?

Los cambios en el pecho de la embarazada 

embarazada se mira en espejo

Las hormonas del embarazo juegan un papel muy importante en dichas variaciones: estrógenos, progesterona y prolactina serán las responsables del aumento de sensibilidad en la piel de las mamas, la sensación de 'hormigueo' o el aumento de la tensión sobre la piel. Aquí tienes algunos de los cambios que notarás en el pecho si estás embarazada:

- El pezón y la areola se oscurecen al igual que lo harán otras zonas del cuerpo de la mujer como la línea alba (esa línea media que recorre el abdomen de la mujer) o en ocasiones, la cara. Más adelante la areolas aumentarán de tamaño, y aumentará el tamaño y la cantidad de las glándulas sebáceas que se ocupan de mantener su piel hidratada las glándulas de Montgomery

- También se producen un aumento de tamaño, variable en cada mujer y la textura de la mama cambia.  En ocasiones el aumento de tamaño es tan elevado que produce estrías en la piel del pecho. Conforme se van produciendo estos cambios se puede observar  a través de la piel las venas del pecho, más marcadamente, es la llamada red venosa de Haller

Qué es y para qué sirve la red venosa de Haller

Muchas mujeres embarazadas son capaces de verla a simple vista: la red venosa de Haller la forman esos pequeños vasos sanguíneos que recorren la mama y acaban en el pezón. Durante el embarazo aumenta su grosor. Por eso se ven como venas verdosas o azuladas mucho más anchas, sobre todo a partir de los 7 meses de gestación. No tiene mayor utilidad que asegurar una correcta circulación sanguínea. 

Es conveniente que la mujer utilice un sostén adecuado al cambio de talla que se produzca en el embarazo, de cara a que las mamas no se descuelgen en exceso, así como mantener la piel convenientemente hidratada, de cara a prevenir en la medida de lo posible, las estrías.

En el tercer trimestre del embarazo las mamas de la mujer pueden comenzar a secretar, calostro, fundamental para la alimentación de su bebé.