Dieta para mujeres embarazadas con hipertensión

Alimentos para evitar o paliar la preeclampsia en el embarazo

La hipertensión es una enfermedad que afecta a un 5% de las mujeres embarazadas. La preeclampsia no representa una enfermedad de alto riesgo si se controla por el médico y se toman las medidas oportunas para que la tensión esté controlada.

En cambio, en algunos casos podría derivar hacia una eclampsia, situación grave que incluso pueden entrañar riesgo para la vida. Las mujeres con signos de preeclampsia deben ser seguidas muy de cerca por el médico.

Alimentos para controlar la tensión en el embarazo

Dieta para la hipertensión en el embarazo

Además de practicar ejercicio físico moderado y controlar el estrés para evitar que te suba la tensión puedes tomar en cuenta estas recomendaciones sobre la dieta ideal para embarazadas hipertensas:

- La alimentación ha de ser rica en potasio, un mineral presente en la mayoría de frutas y verduras, en especial en plátanos, espinacas, melón o cítricos. El potasio es diurético y ayuda a eliminar el exceso de sal en el cuerpo.

- Es importante que la dieta de la embarazada esté compuesta por alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, como sardinas, anchoas o caballa. Estos ácidos ayudan a reducir el nivel de colesterol, previenen la obstrucción de las arterias y facilitan el paso de la sangre.

- Los expertos en nutrición cada vez ponen el magnesio en un lugar más destacado por sus propiedades para el desarrollo de los huesos de los niños y su crecimiento. La deficiencia de magnesio está asociado a cuadros de hipertensión. Este mineral está presente en legumbres, cereales integrales, frutos secos o semillas.

- El calcio ha demostrado su eficacia a la hora de controlar la tensión, además es básica su ingesta para el buen desarrollo del bebé. Está presente en yogures, quesos, tofu o verduras de hoja verde. 

- En las comidas es importante limitar o evitar el consumo de sal. 

- Está totalmente desaconsejada en la dieta de la embarazada con hipertensión la cafeína y la bollería industrial ya que aumentan la presión arterial.