Biopsia de corion. Para qué se utiliza en el embarazo

Qué mide la prueba de biopsia de corion en la gestación

Sara Cañamero de LeónMatrona

Dentro de todas las pruebas a las que se puede someter una mujer embarazada durante los nueve meses de gestación, tenemos algunas que tienen como objetivo descartar anomalías cromosómicas en el futuro bebé.

La más conocida, por su frecuencia es la amniocentesis; sin embargo hay otras que nos permiten ver posibles defectos congénitos (los mismos que con la amniocentesis) pero que se pueden detectar en momentos precoces del embarazo. Una de ellas es la biopsia corial.

Qué es la biopsia corial y cómo se realiza en la embarazada

Embarazada ecografía

La biopsia de corion consiste en obtener una muestra de las vellosidades coriales (células que sobresalen de la placenta en forma de dedos muy pequeños); es decir restos de células fetales que se albergan en la placenta. Se suele hacer entre las semanas 10 y 14 de embarazo.

Lo más frecuente es que se tome la muestra a través del cuello uterino, mediante control ecográfico continuo: se introduce una pinza semirrígida a través de la vagina, y se obtiene una muestra del corion frondoso (placenta). También se puede realizar un aspirado de las vellosidades.

El procedimiento puede ser un poco doloroso, pero es rápido: suele ser una media hora, desde el principio hasta el final, y la extracción en sí, sólo dura unos pocos minutos. Las mujeres que se han realizado una biopsia de corión dicen que se siente algo similar a cuando se hacen una citología: puede no doler o sentirse como un pinchazo o un dolor menstrual.

Algunas veces, las menos, se accede a la placenta a través del abdomen, por laparoscopia y bajo control ecográfico continuo.

Cuándo realizar la biopsia de corion en la embarazada

Esta prueba está indicada cuando el bebé tenga probabilidades altas de tener anomalías congénitas, se suele recomendar a parejas con historias familiares con antecedentes o riesgos para algún trastorno determinado. Las muestras recogidas durante la extracción se cultivan inmediatamente y se obtienen los resultados dentro de las primeras 48h, con lo que se considera muy rápido. ¿Qué precauciones debo tener?:

- Reposo las 24-48 horas después de la punción.

- No realizar esfuerzos durante un tiempo después.

- Administración de gamma-globulina anti-D a todas las embarazadas Rh negativo.

Riesgos de la biopsia de corion para la embarazada y el bebé

La prueba tiene un riesgo de aborto de un siete o un ocho por ciento. Puede suceder que la embarazada experimente sensación de dolor o molestia y sangre una pequeña cantidad en las 48 horas siguientes.

También hay estudios que indican que una biopsia de corión realizada antes de la semana 11 del embarazo puede conllevar defectos en las extremidades del bebé, como falta de dedos en los pies o las manos.