Posturas de yoga para quedar embarazada

El yoga de la fertilidad o fecundidad para tener un bebé

El yoga de la fertilidad o fecundidad es una técnica milenaria que se usa para ayudar a las parejas a lograr el deseado embarazo. Se trata de una rama del yoga clásico, originario de la India, una antigua forma de ejercicio y relajación. Pero, ¿cómo puede ayudar el yoga a tratar los problemas de fertilidad?

Yoga para lograr el embarazo

Posturas fértiles del yoga

El yoga de la fertilidad está diseñado para aumentar las posibilidades de quedar embarazada practicando una serie de posturas que se han desarrollado específicamente para mejorar la salud reproductiva. Estas posturas de yoga para quedar embarazada sirven para mejorar tanto la fertilidad femenina y como la masculina porque con su práctica se(un estudio en la Escuela de Medicina de Harvard demostró que el estrés, de hecho, provoca infertilidad) y mejora el estado de salud mental, lo que aumenta la capacidad de una pareja para concebir.

Posturas de yoga para quedar embarazada

Embarazada yoga postura puente

1. Postura del puente 
a) Túmbate boca arriba, mantén las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo.

b) Acerca los pies lo más cerca de los glúteos como sea posible. Los pies deben estar apoyados con seguridad en el suelo.

c) A continuación, inhala y exhala el aire con profundidad, realizando respiraciones relajantes.

d) Después, levanta la pelvis y las nalgas del suelo con cuidado, manteniendo los muslos y los pies en una posición paralela.

d) Junta las manos detrás de tu espalda y mantén esta posición durante un minuto más o menos sin dejar de realizar las respiraciones.

Embarazada yoga postura pared

2. Postura de piernas en la pared
Esta postura es considerada una pose de relajación y es una excelente manera de finalizar cualquier sesión de yoga.

a) Acuéstate en el suelo con el vientre hacia arriba y con los glúteos cerca de una pared.

b) Extiende las piernas hacia arriba por el lado de la pared, mientras inhala y exhalas, respirando lentamente.

c) Coloca las piernas extendidas en la pared para que formen un ángulo de 90 ºC respecto al tronco. No ejerzas presión sobre tus caderas ni fuerces tus rodillas, sólo coloca las piernas en una posición cómoda.

d) Mantén esta posición entre dos y cinco minutos y luego suelta las piernas lentamente.

e) Para poder salir de esta postura, inhala y eleva tus rodillas, alejándolas del suelo. Exhala y extiende tus piernas nuevamente hasta alcanzar la posición inicial.

Embarazada yoga postura zapatero

3. Postura del zapatero
a) Siéntate en el suelo con las piernas estiradas directamente delante de ti.

b) Lleva los pies hacia la ingle al inhalar lentamente y empuja las plantas de los pies juntos. Baja con cuidado las rodillas al suelo, mientras que intentas mantener juntos los dedos de los pies.

c) Mantén esta postura, teniendo cuidado para no crear tensión en las piernas, entre uno y cinco minutos. 

Beneficios físicos y mentales del yoga para quedar embarazada

Además de fomentar una mayor comunicación e interconexión entre una pareja, tanto verbal como no verbal, lo que conduce a una mayor intimidad, algunos de los beneficios físicos de las posturas de yoga para quedar embarazada son la mejora del tono muscular, de la alineación del cuerpo, de la respiración y de la circulación sanguínea. Además, el yoga se asocia con una variedad de beneficios para la salud mental entre los que se incluyen la mejora del equilibrio entre mente y cuerpo, el restablecimiento de la actitud positiva, la reducción de los trastornos de ansiedad y del estrés.

Tipos de yoga de la fertilidad

Las formas de yoga suave son las más aconsejables para mejorar la fertilidad de la pareja. Destacan: 

1. El hatha yoga, que incluye movimientos lentos y metódicos es el más aconsejable, ya que está enfocado en mejorar la postura y la relajación mediante técnicas de respiración y meditación.
2. El yoga Kripalu que está recomendado porque mejora la conexión entre mente y cuerpo a través de simples posturas y técnicas de respiración profunda. 

Las formas más vigorosas del yoga como el ashtanga yoga o el Bikram yoga (hot yoga o yoga caliente) no son aconsejables para las personas que buscan aumentar sus posibilidades de quedar embarazada. 

Por otra parte, la práctica del yoga en pareja es una forma cada vez más populares del yoga la fertilidad, y consiste en completar posturas con la ayuda de un compañero.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com