La cantidad de cafeína que puedes tomar durante el embarazo

Cuánto café puedes beber estando embarazada

Cualquier mujer embarazada se preocupa por cuidarse al máximo para no poner en peligro su embarazo y el desarrollo del bebé. Hacer ejercicio, practicar sexo, tomar alcohol, tomar café...son algunos de los ámbitos donde más dudas surgen. ¿Cuánto café puedo tomar durante el embarazo? Es una de las preguntas más habituales de las embarazadas y los expertos son contundentes. Se impone el consumo moderado de cafeína durante el embarazo y la lactancia.

Cómo afecta el café al desarrollo del bebé

Cuánta cafeína puedo tomar en el embarazo

El consumo de café suele ser motivo de conflicto, estando embaraza o no. Mientras los defensores del café alaban sus beneficios para el organismo, sus detractores elaboran largas listas de los riesgos de la cafeína. Pero lo que nos importa en estos momentos es ¿cómo afecta la cafeína al desarrollo del bebé? Parece que ingerir una gran cantidad de cafeína durante el embarazo puede aumentar el riesgo de aborto

Pero no solo eso, sino que la cafeína contrae los vasos sanguíneos y eso repercute en el bebé en forma de dificultad para recibir oxígeno y nutrientes. Los efectos negativos de la cafeína también se observan en la embarazada, aumentando el riesgo de padecer insomnio, dolor de cabeza, acidez de estómago y nerviosismo. Por lo tanto, parece que estamos ante una sustancia, la cafeína, que hay que evitar durante el embarazo.

Cuánta cafeína tomar en el embarazo

Pero debemos ser realistas. Una cosa que lo ideal sería que no probaras la cafeína durante el embarazo y otra es que puedas hacerlo. Hay personas que no pueden ponerse en funcionamiento sin una taza de café por la mañana y hay personas para las que el café supone un verdadero placer al que no están dispuestas a renunciar. Si es así, tenemos buenas noticias. Mientras el consumo de cafeína no sobrepase los 200 mg diarios, puedes estar tranquila, porque no afectará a tu bebé.

Hay que tener cuidado porque en esta cantidad de 200 mg diarios incluye además del café, la cafeína que pueda contener el té, los refrescos, el chocolate y hasta algunos medicamentos para el resfriado. También hay que tener en cuenta que no contiene la misma cantidad de cafeína un café expreso que un café instantáneo, por ejemplo. Y no podemos olvidarnos de que el café descafeinado también contiene cafeína.

Para que te hagas una idea, una taza mediana de un café de cafetera contiene entre 100 y 150 mg de cafeína, mientras que un café instantáneo, elaborado con una cucharadita, tiene bastante menos, entre 50 y 100 mg. Atención al descafeinado que te puede sumar entre 4 y 8 mg. Si pensabas que podías sustituir el café por el té durante el embarazo, tenemos malas noticias, porque una taza de té contiene la misma cantidad de cafeína que un café instantáneo. Y también debemos tener en cuenta los refrescos que pueden llevar hasta 60 mg de cafeína y, si es de esas bebidas enérgéticas, aún más.

Y a pesar de que en el chocolate puedes encontrar muchos beneficios para tu embarazo y es el objeto de deseo más habitual de los antojos de embarazada, se trata de un alimento que también contiene cafeína. Nada menos que entre 10 y 40 mg, los 40 gr de chocolate negro, mientras que el chocolate con leche, nos permite algo más al contener solo 15 mg. En todo caso, si eres de las que sobrepasas con creces estas cantidades moderadas, tendrás que reducir la ingesta de cafeína, pero de forma gradual.