Sangrados en las primeras semanas de embarazo

Hemorragias durante el primer trimestre de gestación

Sara Cañamero de LeónMatrona

El sangrado vaginal puede ocurrir en cualquier momento del embarazo, desde la concepción hasta el nacimiento del bebé. Sin embargo la importancia de este hecho va a variar dependiendo de las semanas de gestación en la que se encuentre la mujer. Debemos de diferenciar entre manchado y sangrado.

Las hemorragias al comienzo del embarazo

Las hemorragias al comienzo del embarazo

Nos referimos al manchado cuando la cantidad es tan escasa que no cubre ni empapa una compresa, puede ser de color rojizo o bien ya marrón (sangre coagulada). Puede ser común al inicio del embarazo, es lo que llamamos 'manchado por implantación'; a veces también ocurre después del coito, debido a que la vagina se encuentra muy edematizada, y la fricción puede hacer que aparezca un ligero manchado de sangre, mezclado con flujo (suele ser rosa).

El sangrado en cambio, es de mayor envergadura en cuanto a cantidad y relevancia; es necesario el uso de compresas higiénicas para evitar que se empape la ropa.

En ambos casos es conveniente informar a la matrona o al ginecólogo para que determinen el origen del sangrado o manchado.

Causas normales del sangrado en el inicio del embarazo

- Coito, el edema y la sequedad vaginal suelen ser los causantes.

- Infección vaginal.

- Sangrado por implantación en el útero.

- Cambios hormonales

Causas graves de sangrado en el primer trimestre

- Amenaza de aborto.

- Aborto espontáneo, pérdida del embarazo antes de que el embrión o feto pueda vivir de forma espontánea.

- Embarazo ectópico: la localización del embarazo no es en el útero, sino en las trompas, los ovarios… Suele causar además del sangrado mucho dolor.

- Embarazo molar, el embrión no se forma de manera apropiada.

En el caso de que se presente sangrado y que el embarazo siga adelante, el diagnóstico que solemos dar es el de 'amenaza de aborto', y solemos recomendar para un poco el ritmo; incluso el reposo relativo, alejarnos del estrés…. No mantener relaciones sexuales, ya que el orgasmo causa contracciones uterinas, no usar duchas vaginales y tampones.

A veces, en algunos casos se puede indicar a la mujer que tome una medicación, con la finalidad de mantener el útero en reposo. Suele ser progesterona, una hormona que se libera durante el embarazo.

Los sangrados muy abundantes puede requerir hospitalización, pero es raro.