Cuidados y beneficios del sexo durante el embarazo

Practicar sexo durante el embarazo es positivo y recomendable

Durante el embarazo, muchas mujeres se sienten inseguras cuando tienen una relación íntima con su pareja porque temen que el acto sexual pueda hacer daño a su bebé. Estar embarazada no tiene por qué suponer un obstáculo a la hora de practicar sexo con la pareja, desde cuando no exista contraindicación médica en este sentido.

Sexo y embarazo, mes a mes

El sexo durante el embarazo

La pareja puede tener relaciones sexuales durante el embarazo sin que eso suponga perjudicar a la mujer y al bebé. El bebé no se entera de lo que están haciendo sus padres, ya que estará muy bien protegido en la matriz y por el abdomen de su mamá.

- En el primer trimestre del embarazo, aunque el cambio hormonal favorezca al placer femenino, puede que el cansancio, las náuseas y demás síntomas de esta fase del embarazo, le causen incomodidad y falta de interés por el sexo.
- En el segundo trimestre del embarazo, los malestares iniciales del embarazo estarán más controlados y la mujer puede disfrutar más del sexo con su pareja. Su cuerpo ya estará más habituado a la nueva situación, su barriga todavía no molesta, y ella podrá sentir más deseos de tener relaciones sexuales.
- En el tercer trimestre del embarazo hacia el final del embarazo, quizás la mujer pierda un poco el interés por el sexo, ya que el tamaño de su tripa ha crecido y que su prioridad ahora es prepararse para dar la bienvenida a su bebé. Estará más pendientes de los preparativos antes del parto. De todos modos, no es preciso tener coito sexual para lograr intimidad con su pareja. El sexo será de otras maneras.

El sexo en el embarazo

Durante el acto sexual es muy importante que haya diálogo entre la pareja, que tengan buen humor, comprensión, paciencia y que se deje llevar por el placer. El sexo es favorable al parto porque ejercita los músculos de la vagina de la mujer. De todos modos, es importante que la mujer hable con su médico en caso de dudas. Otra cosa son los cuidados. Por ejemplo, si la pareja va a tener sexo oral, no es aconsejable que el hombre sople aire en la vagina de la mujer. Eso puede causar una embolia (vaso sanguíneo bloqueado por una burbuja de aire), lo cual puede dar lugar a lesiones graves para la mujer y el bebé.

Cuando embarazo y sexo no son tan seguros

  • El sexo durante el embarazo solo no es seguro cuando:
  • exista antecedentes o riesgo de aborto espontáneo
  • exista riesgo de parto prematuro
  • el embarazo es considerado de alto riesgo
  • existe sangrado o flujo vaginal sin motivos
  • exista placenta previa
  • el cuello del útero esté debilitado
  • exista rotura o pérdida de líquido amniótico

Las mejores posiciones sexuales en el embarazo

Las posiciones sexuales van cambiando a medida que avanza el embarazo. Al principio, son normales, pero a partir del cuarto mes o cuando la barriga empiece a crecer, las mejores posiciones son las siguientes:

- Durante el primer y segundo trimestre, la pareja puede posicionarse en cuatro, con manos y rodillas sobre la cama. De esta manera, se evita presión sobre la barriga de la mujer.

- La mujer boca arriba, para ejerza más control para su comodidad.

- La pareja de costado en posición de cuchara, para disminuir la presión sobre el abdomen. La mujer se posiciona de costado y su parece se pone en la misma posición detrás de ella.