Cómo ayudar a los niños a escribir la carta a los Reyes Magos

Ideas para escribir la mejor carta a los Reyes Magos

Silvia Álava SordoPsicóloga

Lo primero de todo, busquemos un rato en el que sin prisas, nos podamos sentar con los niños a hablar y a escribir sobre lo que les gustaría que les trajeran los Reyes Magos.

Aprovechemos la situación, no sólo para generar una lista de regalos que “nos salve el qué comprar estas navidades”, si no, también para explicarles, que los Reyes, traen juguetes a los niños que se han portado bien durante el año; de esta forma podemos hacer con ellos un análisis de su comportamiento,  qué cosas se pueden mejorar y cómo mejorarlas. 

La carta a los Reyes Magos

Niña escribe carta a los reyes

Es muy buen momento para recordar a los niños las normas de conducta que tenemos en casa, pues el que en breve vengan los Reyes o Papá Noel, puede ser una motivación extra para cumplirlas e interiorizarlas. 

Sería conveniente poner límites a determinado número o tipo de juguetes. A menudo vemos que los niños tienen tal cantidad de juguetes, que de muchos de ellos ni se acuerdan o no llegan ni a jugar más que un par de veces, porque rápidamente les aburren, tienen tal cantidad de cosas que no las valoran. 

Pongamos un control en cuanto a la cantidad de juegos a pedir, los niños tienen que aprender que las cosas hay que ganárselas, porque además de servirnos para reforzar su buena conducta, van a valorar más las cosas. 

Habitualmente, los niños, eligen sus regalos, guiados por sus gustos y por los anuncios que han visto en la tele, juguetes que han visto a otros amigos…, pero eso no quita que los padres dirijan la carta a los Reyes Magos en función de de la edad y de las necesidades de cada niño, así por ejemplo, siempre es bueno incluir libros de lectura, cuadernos de actividades, lapiceros, pinturas, estuches… que se pueden utilizar como material escolar. Otro juguete del que sacarán mucho partido es una pizarra, pues si son más pequeños les encantará para jugar a los profesores, y cuando sean más mayores nos servirá como soporte para trabajar en casa con los deberes. 

También son buenos los juegos que favorezcan el uso de estrategias, los juegos de plastilina, los recortables, vestir y desvestir muñecos… ya que trabajarán las destrezas finas, además de la paciencia del niño; y no nos olvidemos de los puzzles, que deberemos elegir en función de la edad del niño para que ni se aburra, ni lo vea como algo inalcanzable. 

Siempre es bueno fomentar hábitos solidarios entre los niños,  y no solo ahora que se acercan las Navidades. Se trata de ser coherentes en la educación que les damos durante todo el año, así que no fomentemos en ellos el consumismo exacerbado, o que las cosas son de usar y tirar: “Si ya tienes un juguete o un muñeco muy parecido de otras navidades, los Reyes no te van a traer otro casi idéntico porque haya cambiado el color del modelo”. 

También podemos hacer limpieza de juguetes y todos aquellos que ya no se usan, podemos ir a entregarlos a una ONG con nuestros hijos, para que se reparta entre los niños más desfavorecidos, así les haremos partícipes de primera de los beneficios de la solidaridad.

En cuanto los niños estén en edad de aprender a escribir, debemos promover que sean ellos los que escriban su carta, la de sus hermanitos más pequeños… para aprovechar la oportunidad de trabajar en la adquisición de la lectoescritura. Aunque sea más cómodo que la carta la escriban los papás, deben de esforzarse en hacerlo ellos mismos, auque ya hemos dicho que los adultos, les guiarán para que incluyan un determinado tipo de juguetes y limitaremos la cantidad. 

Recordemos a los niños, que los Reyes Magos vienen a traer regalos a aquellos que se han portado bien, no olvidemos esta parte de la tradición, que es la que nos va servir para reforzar las conductas de obediencia, estudio, colaboración…  en los niños.