Ideas para hacer un belén de Navidad original

Cómo hacer un nacimiento diferente para la Navidad

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

En unas fechas tan especiales como las navideñas, hacer un belén que sea diferente al resto es un reto muy importante. La Virgen María, San José, el Niño Jesús y la mula y el buey han tenido distintas versiones a lo largo de la historia, pero no hay nada mejor que ponernos manos a la obra con manualidades originales y sencillas para toda la familia, por una Navidad distinta y bonita. 

5 ideas para hacer un belén navideño original 

belen de plastilina

1. Belén de cartón: Para todos aquellos que tengan tiempo para una manualidad sencilla, podemos llevar a cabo un belén de cartón. Se trata de dibujar las figuras de los protagonistas, donde podemos incluir además a los Reyes Magos de Oriente. ¿Cómo hacerlo para que sea sencillo? La forma tiene que ser de tubo, es decir, hemos de cortar en cuadrados a cada personaje y en forma de rollo, pegarlo hasta que queden como tubos.

Después, será cuestión de dibujar sus facciones y los colores que hagan reconocible a cada uno de sus protagonistas, de manera que siempre estarán 'de pie'. Para el portal, será muy sencillo, ya que habrá que recortar en tres partes un trozo de cartón, para establecer las dos paredes y el techo. Para que no se muevan los tubitos de cartón que serán San José, la Virgen María y el Niño Jesús, nada como pegarlo con pegamento a una superficie ancha de cartón en el que quepan todos. 

2. Un portal con bombillas: ¿Quién dijo que la Virgen María o San José no podían hacerse con bombillas? Para que quede un belén divertido y a la vez original, no hay nada como poder hacer un Nacimiento diferente. El proceso es sencillo, con bombillas que ya estén gastadas, podemos dibujar con un rotulador o con témperas las caras y el cuerpo de cada uno de los protagonistas navideños. Además, así podremos sujetarlos con la base de cada bombilla con un hilo estático para poder moverlos en un momento dado a cada uno de los lados del pesebre. 

3. Un belén recortable: Al hilo del belén de cartón, podemos hacer uno que tenga personajes navideños hechos con folios o papeles. El proceso es igual de sencillo, puesto que lo que tenemos que hacer es dibujar la silueta y posteriormente pintarle los atributos que hagan que los personajes sean fácilmente reconocibles. Para que no se doble el papel, podemos pegarlo sobre palos de helado para poder manejarlos hasta que queden establecidos cada uno en su puesto hasta la llegada de sus Majestades de Oriente

4. Huevos cocidos para el belén: Puede parecer algo insólito, pero queda muy divertido y es muy fácil de hacer. Una vez que tengamos claro el número de personajes 'invitados' a nuestro belén casero, debemos cocer los huevos que representarán a cada uno de ellos. La razón de que estén cocidos es que no sufrirán un desmembramiento si se rozan con la superficie. Después, es necesario pintar con un rotulador permanente las caras de cada uno de ellos, y si queremos añadirle algunos símbolos reconocibles para que se sepa a simple vista quién es quién en la bonita Navidad. Después, podemos añadirles ropajes hechos con tela a medida de cada huevo, o incluso con recortes de papel de cada color concreto. 

5. Plastilina para Navidad: Para los que tengan menos tiempo para crear pero más ganas de disfrutar divirtiéndose, proponemos un belén hecho a conciencia con plastilina. ¿Lo mejor? Que los colores del manto de la Virgen, del pesebre o incluso de la mula y el buey vendrán dados por la propia plastilina, y sólamente será cuestión de 'amasar' la plastilina con maña.