Ideas para vivir la magia de la Navidad con los niños

Cómo disfrutar de las fiestas navideñas en familia

Si hay una época en la que la magia flota por el ambiente y los buenos sentimientos y deseos positivos están presentes en todo momento, ésa es la Navidad. Las fechas navideñas son momentos ideales para compartir en familia los recuerdos que quedarán para siempre, sobre todo en los más pequeños. Por eso, en Guiainfantil.com encontramos las mejores ideas para vivir la magia de la Navidad con los niños. 

Cómo vivir la magia navideña en familia

La magia de la Navidad con los niños

- Historia y tradición. Si hay algo completamente mágico con niños es contarles la historia de la tradición religiosa de la Navidad. A través del Belén y de las figuras del Niño Jesús, la Virgen María o San José, podremos jugar con los niños a la llegada de los Reyes Magos, manteniendo así el misterio y la magia de los regalos navideños que vienen de Oriente. La tradición de Santa Claus y los presentes que trae consigo es también una forma de avivar la llama de la ilusión días o semanas antes de que suceda. 

- Pistas mágicas. Si hay algo bonito de la Navidad con niños es el hecho de que cuando son pequeños no saben muy bien qué va a pasar y cada día es una auténtica sorpresa. Por eso, ¿qué mejor que alimentar aún más la magia y la ilusión que con pistas por la casa? En el árbol de Navidad, tal vez en el Nacimiento o el Belén, o puede que en los calcetines de regalos. Las pistas mágicas escritas por los pajes de los Reyes Magos o por los ayudantes de Santa Claus pueden simbolizar una magia eterna hasta el momento de abrir los presentes que les acompañarán hasta el siguiente año. 

- Regalos escondidos. En el momento de abrir los regalos, puede ser una idea fantástica el hecho de esconder cada presente en un rincón del hogar. Esto hará que los niños vean cómo su ilusión y las ganas de abrirlos y encontrarlos se convierte en una auténtica aventura para disfrutar con el resto de la familia. Un itinerario que empieza la mañana de Navidad y termina con el último regalo. 

- Decoración familiar. ¿Hay algo más dulce y familiar que decorar la casa y el árbol navideño todos juntos? Esto puede llenar de magia a toda la familia, ya que el hogar se verá impregnado del espíritu navideño en todo momento y conseguirá que todos los miembros que conviven se contagien de esa espera y de esos días especiales. Dejar que los niños se encarguen de decidir qué bolas o estrellas se colocan en el árbol, dónde quieren dejar los calcetines para esperar los regalos, o incluso que muestren ayuda para poner la mesa de Navidad puede ser un momento mágico y especial para recordar. 

- Alegría infantil. Pero si algo es importante para vivir la Navidad desde los ojos de un niño, es el hecho de contagiarse de su espíritu infantil y su ilusión por todo lo que tiene que ver con las fechas navideñas. Las reuniones en familia, la decoración de la casa, poner el árbol de Navidad, esperar la llegada de los regalos... Lo mejor para vivir la ilusión navideña con niños es conectar con el niño que vive en nuestro interior.

- Cuentos y canciones de Navidad. La música, así como las historias que hablan del espíritu de la Navidad, también son recursos imprescindibles para vivir la magia de la Navidad. Aprender las letras de los villancicos favoritos de los niños es una actividad que encantará a todos. Y sentarse una tarde con ellos para contarles cuentos tradicionales navideños, también es una forma de inculcarles valores a estas fiestas tan familiares.