El origen de los villancicos de Navidad

Desde cuándo se cantan villancicos en Navidad

Yvette DelhomEducadora musical

Los Villancicos forman parte de nuestra cultura universal.  El poder de una canción navideña nos sirve como elemento indispensable para compartir, cantar y festejar la navidad en familia  y con los que te rodean.

En Diciembre hay un ambiente en donde se percibe la magia de la Navidad. Las calles adornadas, iluminaciones de colores, chocolate, regalos...¿ Y qué sería de la Navidad sin los villancicos?

El origen de los villancicos de Navidad

Familia cantando

Los villancicos son la Banda Sonora Original de la Navidad. No existe un establecimiento, un hogar, un colegio… que no cante al son de los villancicos en esta época. Pero,  ¿sabes de dónde viene esta costumbre tan popular?

Los Villancicos surgen en el Renacimiento, a través de canciones cantadas  de forma popular.  Se trata de melodías muy sencillas que cantaba el pueblo para contar cualquier situación cotidiana: parodiaban a sus gentes, hablaban de historias de amor, e incluso formaban parte del Cancionero de Palacio.

Fue más adelante cuando se empezó a relacionar con la Iglesia, cantando en el Corpus Christi o Asunción. De esta manera surgieron los villancicos tal y cómo los conocemos hoy, cantados por niños en el coro de la Iglesia y entorno a la Navidad. Los Villancicos  son tradicionales en España y  Latinoamérica .

Villancicos de cada región para compartir con familia y amigos

Son originarios de España todos estos villancicos populares:

- Hacia Belén va una burra

- Los Peces en el río

- 25 de Diciembre

- Campana sobre campana

- La Marimorena

Muy conocidos en latinoamérica son todos estos villancicos: 

- Mi burrito sabanero

- Feliz Navidad

- El gamín

- Campanitas de Cuba

- El niño Criollo

- El niño barrigón

Esta Navidad no te quedes sin compartir tus música navideña con tus pequeños, puedes ser incluso más original, y ser el creador de tus propios villancicos. Busca un elemento relacionado con la navidad, ponle una melodía sencilla que sea fácil de memorizar, añádele un estribillo pegadizo y canta por todos los lugares que se te ocurra.

Utiliza para acompañarte instrumentos de pequeña percusión, como panderetas, panderos, cascabeles, maracas, y toca al ritmo de tus composiciones. Algo tan sencillo se convertirá en una actividad ideal para esta fechas tan entrañables además de  ser un juego divertido  y creativo para toda la familia.