Instrumentos musicales para que los niños disfruten de la Navidad

Qué instrumentos musicales pueden utilizar los niños para cantar villancicos

Los más pequeños son los que más disfrutan de la Navidad. La ilusión, la emoción, los regalos, las luces, la música...Y es que la música y los villancicos no pueden faltar en ninguna Navidad, así que será mejor que tengas preparados esos instrumentos musicales que tus niños van a necesitar esta Navidad.

Los instrumentos musicales que tu hijo necesita esta Navidad

Los instrumentos musicales en Navidad

- La pandereta. Pocas son las casas en donde no se encuentra, aunque sea en el rincón más escondido del desván, una vieja pandereta que ha amenizado las Navidades en la familia durante generaciones. Esta Navidad es el momento de rescatarla para tu hijo y, si no cuentas con una vieja reliquia de la abuela, no te preocupes, porque tu hijo estará encantado con una flamante pandereta infantil.

- La zambomba. Es el instrumento navideño típico español por excelencia. No dejes que tu hijo crezca sin la posibilidad de crear la banda sonora navideña de vuestro hogar a base de villancicos tradicionales y zambombas.  Es un instrumento ideal para los niños, no solo por su divertido sonido, sino también por la resistencia que tiene.

- Los cascabeles. En su versión con mango o en forma de corona, los cascabeles son ese instrumento absolutamente imprescindible para que tu hijo acompañe sus villancicos recién aprendidos. Como este instrumento no requiere ni práctica ni habilidad, es perfecto para cualquier niño a cualquier edad. 

- La carraca o matraca. Aunque no es un instrumento típicamente navideño, este artilugio de madera produce un sonido característico que hace las delicias de los más pequeños, no así las de los mayores. Estas Navidades, no puede faltar una carraca en ningún evento familiar.

- El tambor. Es uno de los instrumentos que más atraen a los niños y forma parte también de los regalos más deseados. Cantar los villancicos al son del tambor es una experiencia necesaria para cualquier niño, así que si no dispones de uno en casa, puedes hacer un tambor tú misma con materiales reciclados.

- Botella de anís. No pretendemos que los niños se familiaricen con el alcohol desde pequeños, pero la verdad es que no hay Navidad posible sin esa botella de anís (ojo, que no sirve cualquier marca) vacía. Botella al antebrazo y cuchara en mano, de este instrumento musical casero han de salir las melodías inolvidables de esta Navidad. 

Laura Velez. GuiaInfantil.com