Los nombres más populares en Chile para niños

Nombres frecuentes para niños por países

No siempre es fácil lograr el acuerdo para poner el nombre del bebé. Algunos padres se ven en la necesidad de agradar a sus familiares eligiendo un nombre tradicional aunque tal vez ellos prefieran un nombre más original para su bebé. En cualquier caso, a la hora de elegir el nombre es necesario pensar en el bebé, imaginar cómo le sentaría el nombre elegido.

En Chile lo tienen claro y por eso en los primeros puestos de la lista de nombres frecuentes encontramos todos nombres compuestos, tal vez porque así pueden combinar la tradición con los gustos personales. Y además, un nombre compuesto siempre es una apuesta más segura.

Nombres frecuentes para niño en Chile

Nombres frecuentes para niños chilenos

1. Juan Carlos. Se trata de un nombre compuesto que combina el origen hebreo de Juan con el origen germánico de Carlos. Encabeza la lista de nombres frecuentes de Chile por el significado implícito de libertad y por mantener una larga tradición de dos nombres muy apreciados en el mundo hispano.

2. Marco Antonio. El origen latino de Marco se suma al misterioso origen etrusco de Antonio en un nombre compuesto que nos lleva directamente hasta el Imperio Romano. Se trata de un nombre que gusta a las familias chilenas por ese sabor a distinción que pocos nombres pueden igualar.

3. Francisco Javier. Este nombre tiene un origen germánico para Francisco al que se une un origen vasco para Javier. Juntos forman uno de los nombres más populares en el mundo hispano, siendo en origen un nombre con fuertes connotaciones religiosas que con el tiempo han ido diluyéndose en este tradicional nombre para niño.

4. Miguel Ángel. El origen hebreo de Miguel se combina con el origen griego de Ángel en uno de los nombres más populares capaz de mantenerse fresco a pesar de su larguísima tradición. Ambos nombres se unen a la perfección en un nombre para niño que se escucha desde la antigüedad.

5. Juan Pablo. Se trata de un nombre que une el origen hebreo de Juan con el origen latino de Pablo. Juntos forman un nombre repleto de connotaciones bíblicas que inspira confianza, respeto y familiaridad a partes iguales. Sin duda, se trata de uno de los nombres más adecuados para cualquier niño.

6. Luis Alberto. Este nombre compuesto se forma por la unión de dos nombres de origen germánico, algo que le dota de una fuerza y una personalidad inusual. Ambos nombres funcionan tan bien juntos como por separado o incluso en otras combinaciones, y en todos los casos aportan un toque de distinción y elegancia.

7. José Luis. El origen hebreo de José se combina con el origen germánico de Luis en uno de los nombres más frecuentes no solo en Chile sino en todo el ámbito hispano. Los dos nombres , juntos o por separado resultan de una familiaridad tal que desprenden una gran confianza.

8. Rodrigo Andrés. Este nombre compuesto se forma a base del origen germánico de Rodrigo más el origen griego de Andrés, dando como resultado uno de los nombres más distinguidos. De su significado se desprende nobleza, valentía y masculinidad, por lo que puede resultar perfecto para vuestro niño.

9. Cristian Andrés. El nombre tiene un origen griego para las dos formas del compuesto. Se trata de uno de los nombres más elocuentes que conjuga a la perfección la tradición y la modernidad. Y es que, a pesar de su uso, ambos nombres mantienen toda la frescura y originalidad.

10. Felipe Andrés. Este nombre compuesto tiene un origen griego para sus dos formas, ambas muy familiares y frecuentes. Es Andrés uno de los nombres preferidos por las familias chilenas, apareciendo en infinidad de combinaciones con otros nombres tanto tradicionales como más modernos.

Laura Velez. Redactora de Guiainfantil.com