La importancia del deporte para la salud infantil

Deportes más beneficiosos y deportes desaconsejados para los niños

Iván Carabaño AguadoPediatra

Los estilos de vida saludables son los principales determinantes del estado de salud de los niños. Además de llevar una adecuada alimentación y de ocuparnos de salvaguardar el medio ambiente, si hacemos deporte con regularidad e inculcamos en nuestro hijos la práctica del deporte, estaremos garantizando su adecuado estado de salud.

Hacer deporte tiene muchas ventajas, también para los niños. Pero también es cierto que hay deportes más recomendables que otros, sobre todo durante la edad de crecimiento. 

Las ventajas del deporte para los niños 

Niños juegan al fútbol

El deporte tiene innumerables beneficios y ventajas clínicas para los niños y para su futuro. Hacer deporte durante la infancia puede prevenir dolencias futuras. Aquí tienes algunas de las ventajas de hacer deporte desde la niñez:

- En primer lugar, los patrones de actividad física establecidos durante la infancia continúan en la edad adulta.

- En segundo lugar, la actividad física se asocia con menores tasas de hipertensión arterial.

- En tercer lugar, se reduce la grasa corporal total y las tasas de obesidad y sobrepeso.

Deporte para niños con alguna necesidad especial

El deporte también tiene muchos beneficios para los niños con algún tipo de discapacidad o trastorno. Hay que intentar que los niños con alguna discapacidad o enfermedades crónicas hagan un deporte adaptado, que les permita verse como 'uno más', no como 'uno distinto'. Su pediatra le indicará cuál es el deporte más adecuado para él. Por ejemplo, los niños con hemofilia deben evitar los deportes de contacto, pero se les puede aconsejar la natación. Los niños con diabetes modificarán ligeramente la cantidad de insulina administrada, y llevarán siempre algún hidrato de carbono de absorción rápida por si tienen una bajada de glucosa. 

Deportes más o menos beneficiosos para los niños

El deporte ideal para los niños debe cumplir una serie de requisitos:

1. Lo importante es individualizarlo, personalizarlo. Que esté adaptado a sus necesidades.

2. Ha de ser lo suficientemente atractivo como para estimular al niño a que lo practique con asiduidad.

3. Hay que tener en cuenta que no todos los niños son 'atletas de medalla': lo importante es que se lo pase bien, no que compita para ser el mejor.

4. Y no hay que olvidar que el deporte infantil es una buena excusa para practicar deporte en familia.

Sin embargo, sí hay deportes físicos que se deben evitar durante la infancia.  Por ejemplo, todos los deportes que implica levantar pesas, ya que puede dañar la placa de crecimiento.